Luego de que el ex presidente municipal de Colima, Leoncio Alfonso Morán Sánchez emitiera un posicionamiento ante las acusaciones que obran en su contra por desvío de recursos y donde señala que es un ardid político en su contra por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), principalmente; el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del H. Ayuntamiento de Colima (STSHAC) Héctor Arturo León Alam, aseguró que no se trata de politiquerías, las demandas en contra del ex edil, sino de legalidad al estar acusado de desvío de recursos.

Además, calificó como tardías las declaraciones emitidas por Leoncio Morán, “las declaraciones que Leoncio debió haber sido antes del 16 de octubre para arreglar sus cosas”.

Aunado a ello, refirió “en este momento le puedo decir que debe arreglar sus asuntos en la fiscalía, y en el congreso ya que está fuera de nuestras manos e incluso se podría dar otra denuncia más, porque hay aportaciones faltantes (…) y la presidenta municipal no tiene la culpa de haber recibido ese endeudamiento en su momento”.

“Sabemos que en los meses de octubre hacia atrás hay retenciones no pagadas, entonces debería (Locho) ser más cuidadoso en ese sentido para que no se le complican más las cosas, entonces con nosotros no tiene nada que arreglar”, puntualizó.

Ante esto, precisó, “exhorto a la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Anticorrupción así como al congreso del Estado y a la Comisión de responsabilidades para que se le de celeridad tanto las denuncias que tenemos formales de la pasada administración y de la antepasada, así como al juicio político que solicitamos ante el congreso del Estado contra el ex alcalde Leoncio Morán”.

Abundó que “si él tiene rencillas políticas, conmigo no lo es, ya que yo no participo en política desde hace mucho tiempo, estoy como dirigente del sindicato únicamente y defiendo estrictamente los derechos de los trabajadores”.

En este caso -mencionó- el derecho a recibir una pensión en la cual hacen falta casi 54 millones de pesos y el derecho a los servicios médicos que hacen falta 11 millones de pesos, y el derecho a recibir sus aportaciones en un máximo de dos meses de las cuales ya pasó casi un año y no las encontramos porque se desaparecieron en la pasada administración y son muchas aportaciones las que falta tanto por jubilaciones como por defunción que el trabajador se ve afectado, eso lo saben perfectamente bien, y esa rueda de prensa fue una cortina de humo ya que no tiene más que afrontar sus problemas donde ya mencione.

El líder sindical resaltó que el tema de la denuncia presentada ante la Fiscalía está avanzando, “se están analizando las últimas pruebas y ya van a pasar a un juez de control; el lunes estaremos en la Fiscalía insistiendo sobre este particular”.

Dijo que lo que se pretende es que se haga justicia, “no queremos señalar culpables sino señalamos la falta de dinero, faltan casi 53 millones de aportaciones tanto patronales como de trabajadores al Ipecol y faltan 11 millones de los pagos a Seguro Social de trabajadores para seguridad médica y falta aportaciones. El dinero falta y la autoridad debe dirimir quien es el responsable de ello”, puntualizó.