Al reiterar que la consulta a la base trabajadora respecto a si se acepta o no la propuesta del 3 por ciento de incremento salarial se llevará a cabo el próximo 7 de abril, el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado, Martín Flores Castañeda aseguró que los burócratas estatales no aceptarán imposiciones.

Recordó que la consulta a las bases está consagrada ya en la Ley Federal del Trabajo y lamentó que el subsecretario de Administración del gobierno del estado, Víctor Manuel Torrero Enríquez haya hecho declaraciones de que no habrá negociaciones con el sindicato y que ellos ya aprobaron que únicamente se les otorgará el 3 por ciento de aumento salarial.

En este contexto, abundó el líder sindical, que esta declaración asustó, preocupó, pero sobre todo decepcionó a los trabajadores, pues siempre se han basado en trabajar en beneficio de la población, independientemente de quien y de qué color sea quien está al frente de la administración estatal, pero también están conscientes de que sus derechos no deben ser violentados.

Indicó que por el momento nada está descartado, toda decisión se tomará posterior a conocer los resultados de la consulta del próximo 7 de abril, “no está descartado ni siquiera el que se acepte la propuesta del gobierno, pero tampoco está descartado el poder llevar a cabo manifestaciones, emplazamientos a huelga, paros laborales, etc.”, refirió.

Abundó que la ley es clara en el sentido de señalar que para la firma del contrato colectivo de trabajo se tendrá que consultar a todos los trabajadores su aprobación o no de los acuerdos tomados.

“Los gobiernos autoritarios quedaron en el pasado, es momento de continuar democratizando la relación laboral entre patrón (gobierno del estado) y sus trabajadores”, enfatizó.

Respecto a la consulta, resaltó que se estará llevando a cabo el próximo 7 de abril, en donde se instalarán doce mesas receptoras del voto de los trabajadores, diez estarán instaladas en el Casino de los Burócratas en Villa de Álvarez, por el número de trabajadores de la zona metropolitana, una más en Tecomán y otra en Manzanillo, en donde los 3 mil 350 trabajadores activos, jubilados y pensionados pertenecientes a este sindicato podrán acudir y de manera personal y secreta sufragarán si están o no de acuerdo en que se tenga un aumento salarial del 3 por ciento.

Lamentó que algunos trabajadores estén siendo coaccionados para la forma en que deben votar, pero se les está garantizando (por parte del sindicato) que no habrá represalias y se combatirán estas de existir.

Finalmente, enfatizó que el STSGE y todos sus miembros mantienen la actitud de estar abiertos al diálogo, a las propuestas, al análisis y negociación de lo que es mejor para los trabajadores y el gobierno del estado, por lo que reiteró que seguirán en esa tónica, aunque sin descartar la posibilidad de acciones de presión si no hay una respuesta positiva.