El ayuntamiento de Colima informa que está en riesgo la prestación de los servicios de salud de las familias de los más de mil 700 trabajadores del municipio, en activo y jubilados, pues la administración municipal anterior no pagó más de 10 millones de pesos al IMSS, correspondiente a los meses de mayo, junio, julio y agosto de 2021.

La deuda heredada con el IMSS comprende el impago de las cuotas obrero patronales, aportaciones al seguro de retiro, así como cesantía y vejez durante los meses de mayo, junio, julio y agosto del año pasado, lo que generó un adeudo de 10 millones 15 mil 660 pesos con 65 centavos.

En ese sentido, se llevará a cabo una reunión de los integrantes del Cabildo, con los titulares de la Oficialía Mayor y de la Tesorería Municipal, a efecto de que este Gobierno oriente su toma de decisiones y acuerde lo conducente para enfrentar de manera responsable lo que otros irresponsablemente no hicieron.

Una afectación de esa magnitud, imposibilitaría a la actual administración cumplir con obligaciones con los trabajadores, como la prestación de servicios médicos, así como el pago al personal que integra la plantilla de personal.

Funcionarios del IMSS han manifestado que conforme a la normatividad que rige a ese Instituto, y conforme a lo dispuesto en el Convenio de Incorporación Voluntaria suscrito con el municipio, es procedente una afectación a los ingresos por participaciones federales por 10 millones 15 mil 660 pesos con 65 centavos.

Cabe precisar que el IMSS en las reuniones de trabajo celebradas con la Tesorería Municipal, ha propuesto un esquema de solución al adeudo heredado de la administración pasada, sin embargo, su implementación afectaría de manera sustantiva los programas de atención a la ciudadanía, por tratarse de una disminución a las finanzas públicas que desequilibraría el balance presupuestario para este ejercicio fiscal 2022.

Se hace del conocimiento que la Contraloría Municipal ya tiene reportado este asunto desde que fue identificado durante el proceso de entrega recepción, por lo que actualmente ejecuta las acciones pertinentes en materia de responsabilidades administrativas, con independencia de lo que otras instancias de fiscalización puedan llegar a determinar.