Nosotros entramos en esta legislatura con el mismo sueldo, no nos lo hemos subido y esa es la gran diferencia, además desde la legislatura pasada fue eliminado el concepto para ayuda social de las percepciones de los Legisladores.

La Gobernadora por su parte sí decidió subir su sueldo a ella y su círculo mas cercano de colaboradores a pesar de la situación del Estado y eso es lo que no ha podido explicar.

A diferencia de la Gobernadora, habemos diputados que con nuestro sueldo aportamos apoyos y campañas para la sociedad. La titular del ejecutivo no utiliza su sueldo para esto, solo “administra” programas estatales y federales para tomarse la foto.

No nos distraigamos en echarnos la bolita, el punto aquí es que el ejecutivo no ha podido justificar esos aumentos de sueldo.

También es falso que ganamos más que ella como diputados.

Desprestigiar al poder Legislativo solo para salir de esta desafortunada decisión que ellos tomaron me parece que solo genera divisiones y en estos momentos es lo que menos necesita Colima.