Peña Colorada firmó con diez ejidatarios de los municipios de Minatitlán y Manzanillo, convenios de colaboración para realizar actividades de reforestación y conservación en aproximadamente 50 hectáreas de terreno, iniciando así una nueva etapa en las estrategias ambientales de la empresa, con mayor compromiso social y participación de la comunidad.

Alejandra Portillo, del área de Ingeniería Ambiental de Peña Colorada, explicó que anteriormente lo que la empresa hacía era adquirir predios y reforestar, es decir, compraba los predios y contrataba servicios de una compañía especializada para que reforestara; pero la nueva visión busca incorporar a la comunidad de manera más directa en las actividades de mejoramiento ambiental.

“Actualmente este enfoque tiene una responsabilidad social, no nada más ambiental, estamos promoviendo este programa para que los ejidatarios de las comunidades aledañas, reforesten y cuiden las plantas por siete años, con el apoyo económico y técnico de nosotros, es un ganar-ganar”, dijo.

La empresa, además de recursos económicos, aportará las plantas, reproducidas por su Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA); los insumos necesarios para la plantación y conservación; así como el acompañamiento de un asesor técnico; todo esto por siete años, tiempo en que las plantas podrán mantenerse por sí mismas.

El programa atenderá 47.22 hectáreas de terreno que estaban dedicadas al pastoreo para la ganadería y que ahora serán pulmones naturales, así como hogares para especies animales. La reforestación será en su mayoría especies comunes tropicales, propias de la región, pero también se sembrará encino.

Los diez beneficiarios pertenecen a los ejidos de Paticajo, Milán, La Playa, Camotlán de Miraflores y Lic. Fernando Moreno Peña. Jesús Pineda, uno de los ejidatarios que firmaron convenio con 9.5 hectáreas de terreno, agradeció este proyecto y se comprometió a cuidar las plantas que comenzarán a plantar esta semana.

“Son tierras que hace mucho tiempo están sin reforestar, siempre teníamos la idea de pastoreo y no estábamos contemplando otras oportunidades; ahora que Peña Colorada nos da esta oportunidad de reforestar y además nos dará apoyo para ello, es excelente”, señaló.

La firma de los convenios se realizó, con representación de las áreas Ambiental, Legal y de Relaciones de la Comunidad de la empresa, en la UMA de Peña Colorada, que cumple 10 años siendo el corazón verde de la empresa: aquí se reproducen 78 especies comunes tropicales, además de reproducir 13 especies bajo estatus de riesgo.