La tarde de este viernes, la gobernadora Indira Vizcaíno Silva encabezó junto con la delegada de Programas para el Bienestar del Gobierno de México, Viridiana Valencia Vargas, la entrega de tarjetas a 35 comités del programa “La escuela es nuestra”, que dispersará en todo el estado de Colima más de 30 millones de pesos, para que padres y madres de familia decidan las obras que necesitan y realizarán en los planteles escolares de sus hijas e hijos.

“Éste es uno de los programas más bondadosos que el Gobierno de México ha creado en beneficio de las y los mexicanos, y por supuesto de las y los colimenses, no es un secreto que nosotros compartimos la visión y la manera de gobernar de nuestro presidente y uno de los principales objetivos es ser la administración estatal que logre la transformación de Colima, pero también sea un apoyo para el gobierno federal, respaldando que estas acciones sean cada vez más efectivas”.

Dijo que este programa busca llegar a las escuelas que nadie volteaba a ver, que por muchos años no recibieron beneficios y que el apoyo recibido resuelva una verdadera problemática en cada plantel, “y eso lo conocen alumnas, alumnos, maestras y maestros, así como madres y padres de familia, porque saben cómo está el lugar a donde van a estudiar sus hijas e hijos, y qué hace falta”.

En el gobierno anterior, iba gente del Instituto Colimense de Infraestructura Educativa (Incoifed) a parar las obras y a decirles que no las continuaran porque no contaban con determinada certificación y ponían todos los pretextos posibles; “llegó el momento en que dieron instrucciones a directoras y directores para que no permitieran que entráramos quienes íbamos en ese momento de parte del Gobierno de México; hoy todo ha cambiado y nuestro gobierno es aliado de ustedes”, reiteró la mandataria colimense.

Vizcaíno Silva dijo que “tenemos la oportunidad de aplicar este programa para bien de sus hijas e hijos, pero además para quienes van a venir después; ahora ustedes van a arreglar ese preescolar, la primaria o secundaria, para que las siguientes generaciones estén mejor de cuando ustedes iban a esos planteles; eso significan los gobiernos que estamos al servicio de la gente, hacemos las cosas de manera distinta y entendemos que nuestra responsabilidad es servir, para eso se nos entregó la confianza”.

La gobernadora recordó que en el próximo ciclo escolar, en todas las escuelas públicas habrá programas sociales: “en kínder y primaria todas nuestras niñas y niños recibirán su uniforme escolar, mochila y un paquete de útiles escolares; mientras que todas las y los jóvenes de secundarias públicas, además de su uniforme, recibirán una computadora laptop”.

MILLONARIA INVERSIÓN EN COLIMA

Viridiana Valencia Vargas, delegada de Programas para el Bienestar, recordó que la gobernadora Indira Vizcaíno fue la primera titular de esta representación del Gobierno de México, a quien le correspondió iniciar los Comités de Participación de “La escuela es nuestra” y que es un honor ser la representante del presidente Andrés Manuel López Obrador en Colima.

“Hoy están aquí 35 comités y será la primera vez que se les entrega una tarjeta, antes tenía que ir la tesorera(o) a un banco, acompañada de personal de Bienestar, para abrir una cuenta; el presidente nos instruyó que se les entregue de manera directa una tarjeta bancaria, sin intermediarios, para agilizar el proceso y no tener tanto trámite; estamos entregando en todo el estado más de 30 millones de pesos, nada más en este programa en cien escuelas de la entidad, que son las escuelas más alejadas y marginadas”, indicó Viri Valencia.

La funcionaria federal agrego que hoy aquí hay 6 escuelas del municipio de Colima, 11 de Comala, 5 de Coquimatlán, una de Cuauhtémoc, 5 de Ixtlahuacán y 7 de Villa de Álvarez, “tan sólo en estas que menciono son más de diez millones de pesos, que tiene el gobierno federal para ustedes; cuando se creó este programa íbamos personalmente a crear los comités, ahora tenemos un gobierno aliado que confía en padres y madres de familia, para tener mejor organizadas estas acciones”.

Adolfo Núñez González, secretario de Educación y Cultura, dio la bienvenida y expresó que “La escuela es nuestra” es uno de los programas que hasta los críticos y opositores consideran como el más generoso en el sector educativo; de manera conjunta Bienestar y Educación llevan hasta cada una de las escuelas este programa, donde de manera directa madres y padres de familia organizados, deciden en qué usar el recurso que llega desde el gobierno federal; “papás y mamás son ahora los protagonistas de las obras”.

Recordó que hasta hace algunos años, desde el centro del país se decidía qué cosas se hacían en una escuela, sin preguntar a directivos, docentes ni a padres y madres de familia; “llegaban y decían vamos a construir un laboratorio aunque no se ocupara, ponían bebederos aunque no hubiera agua; amén de que cuando construían algún espacio u obra, triplicaban los costos, quedando ahí la mordida o el moche”.

El titular de Educación ponderó que ahora madres y padres de familia tienen la libertad de decidir en qué se invierte el recurso que envía el gobierno, organizan un comité, se ponen de acuerdo y determinan quién es tesorero o tesorera, y libremente deciden qué construir o cuál va a ser la mejora que realizarán y eso nos llena de satisfacción, al tiempo que reconoció a papás y mamás como pilar del sistema educativo y quedó demostrado en pandemia; “las clases a distancia fueron gracias a ustedes”, reconoció.

A este acto también asistieron la secretaría general de Gobierno, Ma. Guadalupe Solís Ramírez; la secretaria de Bienestar, Inclusión Social y Mujeres, Dulce Huerta Araiza; la subsecretaria de Educación y directora general de la Coordinación de los Servicios Educativos del Estado de Colima, María del Rosario Silva Verduzco; la directora regional de Programas para el Bienestar, Karely Vázquez Solórzano; la diputada Myriam Gudiño Espíndola y el diputado Alfredo Álvarez Ramírez, así como personal de planteles de preescolar, primaria, padres y madres de familia.