Por instrucciones de la presidenta Griselda Martínez, el ayuntamiento de Manzanillo ha mantenido los trabajos de limpieza y desazolve en canales, arroyos y ríos para reducir al máximo las inundaciones durante el temporal de lluvias. En lo que va del año la Dirección de Mantenimiento y Conservación reporta que se han retirado 59 mil 800 toneladas de sedimentos.

En los últimos días por el paso de los fenómenos naturales Blas y Celia, no se han visto afectados los trabajos que realizan las brigadas que pertenecen a la dirección general de Obras Públicas, quienes en esta semana los trabajos de limpieza los han realizado en el canal manglares del Barrio 3; en calla Cachalote de la colonia Océano, en rejillas del fraccionamiento El Campanario en Salagua; en Canal 4 del Barrio 4 y desazolve también en la alcantarilla frente de la central camionera.

De acuerdo con las acciones realizadas, se ha retirado casi 46 mil metros cúbicos de escombro, maleza y demás sedimentos en arroyos, canales y distintas rejillas de drenaje pluvial de Manzanillo.

También, derivado de las lluvias registradas el día de ayer por efecto de la tormenta tropical Celia, el ayuntamiento de Colima desde las primeras horas del día a través de la Dirección de Limpia y Conservación, ha designado brigadas para hacer la limpieza y retiro de residuos sólidos que provocaron el taponamiento de diversas alcantarillas de algunas calles y avenidas de Manzanillo, principalmente por la basura que se tira en las vías públicas, particularmente en las colonias El Rocío y Punta Chica.

Tan sólo en unas horas, esta brigada adscrita a la dirección general de Servicios Públicos, logró retirar de esas alcantarillas más de 1 tonelada de deshechos. Estas actividades seguirán durante las próximas horas y en los días siguientes para seguir disminuyendo el riesgo de inundaciones a causa de las precipitaciones.

La recomendación es que no se tire basura en las calles, pues esto aumenta el riesgo de inundaciones lo cual genera incertidumbre para miles de familias; y además se afecta al ambiente. De acuerdo con el reglamento municipal, a quien sea sorprendido tirándola, será objeto de una multa económica.