Para prevenir fraudes en la economía familiar, la presidenta Griselda Martínez advirtió que de acuerdo con la Dirección General de Desarrollo Urbano el diagnóstico y registro en archivo, existen en Manzanillo 81 predios con asentamientos habitacionales irregulares, muchos de ellos con más de 20 años en esa situación, por lo que invitó a la ciudadanía a informarse muy bien sobre la situación legal de terrenos en venta que promocionan de forma muy atractiva principalmente en redes sociales. El ayuntamiento de Manzanillo ofrece la asesoría para todas las personas que quieran comprar un terreno de forma segura y pone a su disposición el teléfono: 314 137 23 03.

Acompañada por el director general de Desarrollo Urbano Jorge Antonio Vargas Varela, la alcaldesa mencionó que el objetivo es impedir problemas, tanto a las personas que con esfuerzos quieren adquirir un predio y también para quien los comercializa de forma irregular, pues aseguró que la Ley de Asentamientos Humanos faculta para realizar acciones administrativas.

Precisó que para hacer un nuevo fraccionamiento se tiene que hacer un estudio urbano denominado Programa Parcial de Urbanización y demás proyectos ejecutivos, pero se ha detectado la venta y oferta de predios irregulares en la zona norte de Terraplena o Los Patos, en el ejido Punta de Agua, Chandiablo, en parcelas en el ejido Abelardo L. Rodríguez, en Ventanas, entre otros.

Añadió que tales predios no tienen obras de urbanización necesarias, ni las autorizaciones del Ayuntamiento y las dependencias correspondientes, y que el modo de operación de las personas e inmobiliarias detectadas que promocionan estos predios, “es la oferta vía redes sociales y páginas web, de predios “en terrenos no ejidales, planos, sin necesidad de nivelar, con pagos mensuales, enganches mínimos, contratos de compraventa notariados y la promesa de la entrega de escrituras al finalizar los pagos”.

En ese sentido el director general de Desarrollo Urbano Jorge Antonio Vargas  Asentamientos dijo que la venta irregular de predios con contratos de compraventa “notariados”, no garantizan la certeza en la adquisición de un bien, “se instalan cercanos a asentamientos ya desarrollados como Terraplena, Miravalle, etc. Tal es el caso de los asentamientos irregulares generados por Antorcha Campesina, el denominado Fraccionamiento Punta de Agua, parcelas en el ejido Abelardo L. Rodríguez, que no cuentan con los procesos de urbanización, ni trámites autorizados que señala la Ley de Asentamientos Humanos del Estado de Colima”.

Aclaró que si se hiciera caso de las demandas del grupo de Antorcha Campesina, se estaría cometiendo una ilegalidad, pues los terrenos que impulsan, carecen de las condiciones legales, “los compradores deberían exigirle a quien les vendió”.

Indicó que debido al rezago que se dio en administraciones anteriores en los procesos de regulación y regularización de la tierra, hay colonias que por más de 20 años se encuentran en una situación irregular, como es el caso de Palma Real; Playa Esmeralda, Elías Zamora, entre otras, “y por denuncias actuamos”.

Señaló que lo primero que se tiene que preguntar al querer comprar un lote es si se cuenta con una clave catastral, pero que se debe tomar en cuenta de que dicha clave sea del terreno en cuestión, pues podría ser una parcela completa, en este sentido el Ayuntamiento de Manzanillo, a través de Desarrollo Urbano y Catastro puede brindar las asesorías sobre el estatus de esa clave.

Añadió que también deberá pedirse acudir con un notario por una escritura pública, “no una sesión de derechos, porque se les base fáciles a los ejidos vender lotes irregulares. Prácticamente hay irregularidades en todos los ejidos y como muchos andan vendiendo terrenos”.

Griselda Martínez pidió a las y los manzanillenses tener mucho cuidado al momento de adquirir un terreno, “sabemos de la necesidad que hay, pero tengan cuidado porque pueden perder su dinero. Que no se aprovechen de ustedes porque en ese tipo de lugares no van a tener servicios o será muy difícil tenerlos y así nunca van a poder tener un patrimonio”.

Indicó que se están comercializando terrenos en cerros, zonas forestales y demás áreas que representan riesgos graves. Agregó que hay casos donde se cobra predial y no está municipalizado “este es un impuesto y no obliga a la administración municipal a prestar los servicios; éste se paga por tener un predio, esté o no construido, urbano, en zona rural o donde se tenga. Así es que si un fraccionamiento no está municipalizado; las calles, los postes de luz, la basura, todo eso le corresponde atender quien vendió”.

La alcaldesa anunció que en días próximos dará los detalles de los patios irregulares que existen en Manzanillo y que operan el manejo de contenedores, “hemos clausurado patios, nos hemos cansado de que se regularicen, hay unos que están en zonas donde nunca se podrán regularizar. Es por ello que hacemos procesos para que se puedan clausurar y seguir el procedimiento administrativo, por ello es necesario que se legisle al respecto”.