En una sesión ordinaria de cabildo encabezada por la presidenta municipal de Colima, Margarita Moreno, se aprobó por unanimidad de las y los regidores mayores medidas de vigilancia para que sólo en los establecimientos regulados por la autoridad sanitaria se puede vender jeringas, esto como una medida de prevención de adicciones.

Al presentar este dictamen, Margarita Moreno explicó que las jeringas hipodérmicas o desechables son utilizadas también para el consumo de drogas duras, lo que se constata porque estos suministros médicos se encuentran tirados en las calles o espacios públicos, debido a que se pueden conseguir fácilmente en cualquier tienda de abarrotes.

“Este es gran paso que podemos dar para prevenir las adicciones en nuestras juventudes, y esta iniciativa será un gran ejemplo para el resto de los municipios”, manifestó Margarita Moreno.

Margarita Moreno presentó este dictamen de iniciativa que adiciona la fracción VIII al artículo 24 y un segundo párrafo al artículo 51 del Reglamento para el Funcionamiento de Establecimientos Comerciales, Industriales y de Servicios del Municipio de Colima.

Por su parte, el regidor Osiris Alcaraz Saucedo, como presidente de la comisión de salud en el ayuntamiento de Colima, destacó la importancia de este paso en materia preventiva, porque regula y ponen más candados para que no vendan tan fácilmente una jeringa, que si bien es un instrumento médico, también es utilizada para el consumo de drogas duras.

De igual forma, Federico Rangel Lozano reconoció la importancia de esta iniciativa, que viene a complementar lo que existe en la legislación a nivel federal y da mayor certidumbre de que las jeringas se utilicen realmente para cuestiones de la salud y no para las adicciones.

La propuesta presentada por la presidenta Margarita Moreno fue aprobada por unanimidad y turnada para su publicación en el periódico oficial del estado, momento en el cobrará vigencia legal.