Como parte de las actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, este viernes Hortencia Alcaraz Briceño dictó la conferencia “Competencias emocionales para fortalecernos como mujeres”, en el Centro de Tecnología Educativa del campus El Naranjo, en un acto organizado por la Delegación Universitaria de Manzanillo y la Asociación Colimense de Universitarias (ACU).

La conferencia, dirigida a estudiantes del nivel superior, docentes y trabajadoras de esa delegación, tuvo como fin reflexionar sobre las competencias emocionales y la sororidad entre mujeres, con el objetivo de identificar cómo fortalecerse entre ellas mismas.

En el acto estuvieron Ana María Gallardo Vázquez, delegada en Manzanillo y Azucena Evangelista Salazar, directora del Centro Universitario para la Igualdad y Estudios de Género.

Hortencia Alcaraz realizó un breve ejercicio de identificación de las emociones, su impacto en el sentir individual, así como la relación que existe entre éstas y los diferentes roles que vive cada persona durante su cotidianidad. Las emociones, dijo, son “respuestas a situaciones que se viven a diario; para identificarlas, debe fortalecerse el autoconocimiento, la autorregulación, automotivación, autoestima y las habilidades sociales”.

Las habilidades sociales, dijo, facilitan las relaciones personales satisfactorias y positivas, por lo que se debe ejercitar el trabajo colaborativo, la empatía, el liderazgo y la comunicación. Referente a la sororidad, recalcó que este término fue acuñado por Marcela Lagarde; “es una forma cómplice de actuar entre mujeres para ser aliadas, trabajar juntas y encabezar movimientos”, citó.

Manifestó también que este concepto es de suma importancia porque trasciende a una dimensión ética, política y práctica en la búsqueda de relaciones positivas y de alianza existencial. Por lo tanto, invitó a las presentes a apropiarse de este término, apoyar a las demás mujeres y no referirse a otra mujer de manera despectiva u ofensiva, así como brindarle apoyo en distintas facetas para alcanzar un mejor escenario para todas: “No se trata de amarnos unas a otras sino de respetarnos, valorarnos y ser recíprocas”.

En turno, Ana Gallardo Vázquez agradeció a la ACU, en nombre de la comunidad universitaria del puerto, “por brindar esta conferencia significativa y relevante para toda la comunidad estudiantil”, y recalcó que existe especial interés en promover estos eventos no sólo en este mes, sino de manera continua.