El diputado federal Ruilt Rivera Gutiérrez, quien se reuniera en días pasados con la gobernadora del estado, Indira Vizcaíno Silva, aseguró que el trabajo de un legislador, además de buscar mejorar las leyes y normas, es servir a los ciudadanos que le otorgaron la confianza para representarlos y por ello, gestionar, con todas las autoridades necesarias, sin distingos de colores partidistas, por mejorar y realizar obras prioritarias que vengan a beneficiar a la sociedad en general.

Apuntó que una de sus principales gestiones es la que realiza a fin de que se atienda la problemática que existe y más en temporada de lluvias del paso del Arroyo Seco, que afecta directamente a los habitantes de las localidades de El Poblado y el Chical, en Coquimatlán.

El problema que se tiene, indicó, es que en temporada de lluvias se da el crecimiento de la corriente lo que provoca inundaciones y que ponen en riesgo la integridad física de los pobladores y sus propiedades.

“El arroyo Seco en esa zona tiene dos desviaciones, una que va directamente a hacia la comunidad de El Poblado, en donde afortunadamente ya se encuentra alguna maquinaria trabajando por parte de la autoridad Conagua y que urge el que se pueda llevar a cabo en la segunda desviación que tiene porque ya en esta temporada de lluvias causó un malestar, causó daños, causó incertidumbre y temor y por supuesto alto riesgo a los pobladores de estas dos comunidades de Coquimatlán”, comentó.

Sabedor de que las obras solicitadas son de alto impacto presupuestario, indicó que ha estado gestionando y buscando la manera de cómo en el Presupuesto de Egresos se puedan obtener recursos para su realización.

“Ahí lo que se necesita realmente es hacer una obra de ingeniería mayor en donde se utilice maquinaria de alto nivel y por supuesto un trabajo de ingeniería a profundidad que genere un buen encauzamiento de las aguas para evitar ya tanto riesgo que se genera temporada tras temporada en ambas localidades”, puntualizó.

“Por eso es tan importante que sigamos tocando puertas, hemos planteado, estamos buscando hacer una reunión conjunta ya en la Cámara de Diputados, con quienes presiden las comisiones de Hacienda, la Comisión de Infraestructura y por supuesto la de Presupuesto, con la intención de ir conjuntando esfuerzos y que se dimensione la realidad de la problemática que ahí existe”, subrayó.

Indicó que también se trabaja para que puedan otorgarse recursos, que antes se tenían previstos en el Fondo Nacional de Desastres (FONDEN) y que ahora ya no existen, para todos los daños ocasionados en la temporada de lluvias del 2021, y que no han podido ser reparadas por falta de dinero.

Es un trabajo coordinado, mencionó, el que se debe hacer tanto con autoridades federales, estatales y municipales, “pues de esta manera podemos plantear las dimensiones reales y ser escuchados y tener y aspirar a que podamos lograr la resolución de algunos problemas, porque son obras que en donde se requiere bastante inversión de recursos”.

Resaltó que también se trabaja en que la posible ampliación de la carretera a Suchitlán, en el municipio de Comala se realice, pues se ha incrementado el número de vehículos que circulan por ella y con ello también se ha incrementando el riesgo a sufrir accidentes, y donde “lamentablemente ya se tienen pérdidas humanas”.

Al respecto comentó que lo primordial es que “tengamos ya el proyecto bien hecho, bien concreto, el estudio de factibilidad, el estudio correspondiente ya también concluido y que de esta manera podamos pues presentarlo ante las comisiones legislativas correspondientes para que en el siguiente año se esté elaborando o se esté haciendo el desarrollo de esta obra de comunicación tan indispensable, tan importante, que por supuesto, le dará un plus a la seguridad en el municipio de Comala.

Aunado a ello, precisó el legislador federal, también gestiona para la rehabilitación del tramo Cofradía de Morelos-Cerro de Ortega, “esa línea de carretera que ya ha costado incluso vidas humanas, pérdidas materiales, pues de muchos millones de pesos es necesario ya también que se haga una, no un encarpetamiento, tiene que hacerse totalmente ese tramo carretero para que tenga ya la certeza la población de que se está transitando por una vía de comunicación segura, adecuada y acorde a la necesidad”.

“Recordemos que es una zona, pues no solamente una vía de comunicación que conecta al estado de Colima con otro estado como es Michoacán y hasta el puerto Lázaro Cárdenas, sino que es una zona en donde hay mucho flujo de trabajadores, de gente que está transportando el producto de la agricultura, del producto agropecuario y que entonces estamos hablando de productos de primera necesidad, pero simple y sencillamente el riesgo que genera para los para la gente que lo utiliza”, señaló.

Subrayó que esta carretera no necesita remiendos, reencarpetamientos, sino una verdadera rehabilitación o construcción de una nueva carretera sobre el mismo tramo.