En la Sesión Solemne por el Aniversario de la Fundación de la Villa de Colima en Caxitlán, perteneciente al Municipio de Tecomán, el diputado morenista de origen tecomense, Armando Reyna Magaña, expuso su alegría de poder expresar un mensaje en esta fecha tan especial, al considerar que al conocer la historia se logra que “tengamos amor y orgullo por nuestra tierra, por nuestra gente”, inspirando “a que luchemos codo a codo para hacer de Tecomán un gran lugar para vivir, nuestra tierra es generosa y su gente es cálida, fraterna, solidaria”.

Reyna Magaña expuso que Tecomán es una tierra prodigiosa, “donde tengo mis raíces, en donde he crecido, en donde vivo y tengo los vínculos afectivos más fuertes”, reiterando su convicción de que conociendo la historia del municipio se puede trabajar por un mejor futuro.

Al hacer un repaso histórico de esta Villa de Colima, consideró que “hoy Tecomán está de manteles largos”, pues “nuestra historia viene de lejos, nuestras raíces son ancestrales y en estas tierras han habitado por siglos hombres y mujeres de lucha, de trabajo, que han sabido hacer florecer la tierra. Y hoy, a nuestras generaciones nos toca hacer lo propio y continuar con este legado”.

Agregó que “uno de los pocos vestigios que hoy quedan de lo que fue Caxitlán son los centenarios muros desnudos del mesón de Caxitlán, ubicados en lo que hoy es una huerta de palmas de la Hacienda de Caleras, al sur del poblado”, por lo que recordar los orígenes, “nuestro pasado, nos ayuda a comprender mucho mejor el presente en el que nos encontramos, y nos da herramientas para proyectar el futuro que queremos y a luchar por construirlo”.

Indicó que, se están viviendo en la entidad “tiempos nuevos, tiempos de cambios para el bienestar de las grandes mayorías, y son también momentos históricos en nuestro estado. Como representantes populares, como legisladoras y legisladores, seguiremos defendiendo los derechos del pueblo, llevando al Congreso del Estado las inquietudes de las y los colimenses”.

Finalmente, resaltó que es importante no “dejar de lado la historia, nuestros orígenes y nuestros antepasados, es por ello que resulta importante que sigamos reafirmando nuestros valores como orgullosos de habitar esta hermosa tierra”.