La gobernadora Indira Vizcaíno anunció que, tras escuchar a la gente, tomó la decisión de revertir el ajuste salarial que se había realizado al gabinete estatal siguiendo criterios técnicos.

La mandataria informó que los recursos que se destinarían a ese ajuste serán canalizados a incrementar los salarios de las y los policías estatales; asimismo, dijo que, en lo personal, regresará la diferencia de las quincenas pagadas con aumento.

“Puede parecer extraño en un gobernante aceptar un error, hoy quiero hacerlo con ustedes: primero, porque no me asumo una política tradicional, y porque tengo clara la importancia de mandar escuchando y obedeciendo al pueblo”, señaló.

A continuación te presentamos el texto íntegro del mensaje difundido a través de las redes sociales de la gobernadora de Colima:

A las y los colimenses:

Recibí su confianza para gobernar nuestra Colima y brindar el mejor de mis esfuerzos al frente del Poder Ejecutivo como su gobernadora.

Mi compromiso al pedir su voto, porque empata con mi convicción, fue hacer un gobierno honesto y, por ello, muy distinto a los cuatro sexenios anteriores.

Ustedes conocen mi formación de izquierda y el compromiso de -como lo hicimos ya en el ayuntamiento de Cuauhtémoc-, seguir el ejemplo de Andrés Manuel López Obrador y encabezar un gobierno ejemplo de austeridad, transparencia, respeto a los derechos humanos y vanguardista en la creación de programas sociales, todo con finanzas sanas, porque como decía entonces y lo repito: “cuando no te robas el dinero, alcanza para más, mucho más”.

Hoy quiero compartir con ustedes algunas reflexiones y una decisión.

Al desastre en que encontramos las finanzas estatales y al esfuerzo que ha significado reencausarlas, debiendo posponer algunas de las anheladas prioridades de mi gobierno, se ha sumado en los meses recientes el enfrentamiento entre grupos de la delincuencia organizada y los efectos que ha generado.

Los retos que implica encabezar este gobierno y avanzar hacia la transformación que requerimos son, no sólo grandes, sino numerosos. Pero más grande es el compromiso por superarlos juntos y más numerosos somos los colimenses que trabajamos día a día para que nuestra Colima sea mejor.

Por ello y aceptando que puede parecer extraño en un gobernante aceptar un error, hoy quiero hacerlo con ustedes.

Primero porque no me asumo una política tradicional y tengo clara la importancia de mandar escuchando y obedeciendo al pueblo. Si acaso, encuentro una explicación: Tengo por política confiar en el criterio de las y los responsables de las distintas áreas del gobierno. Sin embargo, la visión con la que las áreas de finanzas realizaron los incrementos salariales fueron de carácter administrativo y técnico, y ahí pueden tener sustento; pero no fueron realizadas con una perspectiva humana, sensible y acorde al movimiento del que venimos y al que pertenecemos.

Por eso la decisión, que hoy les comparto, de revertir ese acuerdo. “No puede haber gobierno rico con pueblo pobre”, ha sido una máxima de los gobiernos de Morena y debe seguirlo siendo en este Gobierno del Estado de Colima.

Sé que mis compañeras y compañeros funcionarios comparten esta decisión, porque nuestros principios son que no vinimos a ver cuánto ganaríamos, sino a servir a Colima y a encabezar su transformación. De mi parte, entregaré también la diferencia recibida en las quincenas pagadas con aumento.

Finalmente, si ya se encontró espacio presupuestal para este aumento, he instruido que todo el monto se adicione al incremento que recientemente se otorgó a los policías que están en el frente de batalla diario para defender la tranquilidad de los colimenses.

Quiero agradecer a todas las personas que me hicieron llegar sus comentarios en torno a este tema. En este gobierno vamos a seguir escuchando y siendo sensibles a la opinión de la gente. Nos debemos al pueblo. Y de la mano de las y los colimenses, seguiremos avanzando hacia la transformación.