La gobernadora Indira Vizcaíno Silva puso en marcha este martes la cuarta etapa de reclutamiento del personal para el modelo IMSS-Bienestar, dentro del programa Operación Salud Colima, con lo que 156 trabajadoras y trabajadores más del sector salud de esta entidad inician su proceso de basificación y con ello se estaría alcanzando la contratación de 600 personas de las 833 que se pretenden basificar este año.

La mandataria estatal resaltó los avances logrados en la entidad en abasto de medicamentos, insumos y materiales de curación en hospitales, así como en la infraestructura y equipamiento de los mismos, como parte de la Operación Salud Colima y de la transición al modelo IMSS-Bienestar y dijo que otra parte fundamental es el proceso para dar certeza laboral al personal de ese sector.

“Sé que es un proceso que ha generado grandes expectativas, inquietudes y cuestionamientos; insistirles que nuestro compromiso de manera conjunta con IMSS-Bienestar es ir teniendo toda la información disponible para que sea un proceso transparente”, puntualizó.

Expuso que como parte de este proceso, primero se atienden ciertas áreas de la salud en hospitales y después se atenderán las unidades del primer nivel, aclarando que el no avanzar en este momento con esas áreas, no significa que no se vayan a atender.

“También decirles que es uno de los temas más importantes que por mucho tiempo se abandonó; con ustedes casi llegamos a 600 personas reclutadas en este proceso, que se pueden convertir en el mismo número de bases en unos días más que concluyamos”, precisó Indira Vizcaíno.

Insistió que en Colima, el mayor número de bases que se entregaban cada año eran cerca de 30 y por eso hay un rezago tan impresionante, aunque también consideró que eso significa que un solo momento, en el estado estaremos en condiciones de garantizar la estabilidad laboral a más personal de salud, que en los últimos diez o doce años.

“Vamos a seguir avanzando en los siguientes meses y el próximo año si es necesario, y que aquello que se vaya quedando rezagado en este proceso federal también hay todo el compromiso por parte del gobierno estatal para ser atendido”, aseveró.

La titular del Poder Ejecutivo pidió al personal de salud mostrar su mayor esfuerzo y vocación como lo han hecho hasta hoy, para servir a las personas que con esperanza acuden a ellos para poder salir adelante cuando enfrentan algún padecimiento.

“Estoy segura que si lo han hecho antes lo seguirán haciendo hacia el futuro y que con toda su entrega nos ayudarán a garantizar este anhelado sueño de que el acceso a la salud pública sea una realidad en nuestro estado”, concluyó.

Belén Shadai Orozco Figueroa, enlace de la Unidad de Personal del IMSS-Bienestar, agradeció el liderazgo de la gobernadora para llevar a cabo esta etapa de reclutamiento, en la que se evalúa a 156 personas para dar continuidad a la implementación del modelo IMSS-Bienestar en Colima, lo cual aseguró, representa un gran avance para la transformación del Sistema Estatal de Salud.

“Seguiremos garantizando la atención de todos los trabajadores y trabajadoras, para atender cada situación que nos presenten, sabemos que la espera no ha sido fácil, pero entendemos que vale la pena estar aquí para asegurar una certeza laboral”, expresó.

A esta etapa asistieron también la secretaria de Salud, Martha Janeth Espinosa Mejía, presidenta ejecutiva de los Servicios de Salud en el Estado de Colima; Édgar Javán Vargas Salazar, delegado del IMSS en Colima y Ricardo Valencia Vargas, subdirector de Recursos Humanos de la Secretaría de Salud.