Después del nombramiento de Hugo Vázquez Montes como director del IPECOL, el secretario general de la Sección 39 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) David Hernández Viera comentó que se suman a otorgar la confianza de que el nuevo titular habrá de sanear las finanzas y que los procesos se den de manera transparente.

“Me pareció buena la propuesta, lo que queremos es que haya transparencia, pero sobre todo saneamiento a las finanzas del IPECOL, esa fue la postura que realizamos los sindicatos, en voz de Martín Flores Castañeda quien enfatizó que hay muchos pendientes y nos sumamos a ese pronunciamiento”.

Lo que realmente queremos -enfatizó el líder- es que el nuevo director realice las acciones pertinentes para sanear las finanzas, “es urgente y necesario tomar esas medidas”.

“Hay mucho trabajo pendiente por hacer en el instituto y confiamos en que haya transparencia con el nuevo director”, enfatizó.

Reconoció que, al concluir la sesión extraordinaria, se acercaron con el nuevo director a fin de que se puedan reunir en breve para tratar asuntos que afectan directamente a la sección 39, “esperando que se pueda dar en esta misma semana”.

Reiteró que existe la confianza de que habrá un buen desempeño del nuevo director y se saneen las finanzas y puedan empezar a fluir préstamos hipotecarios, de corto plazo y los servicios médicos que son de lo que más aqueja a los miembros de la sección 39.

Precisó que las retenciones que se hace a la base trabajadora de la sección 39 hasta el momento se han hecho en tiempo y forma, dos o tres días máximo después de la quincena, pero lo que más nos urge es que haga las aportaciones el gobierno del estado, los cuales ascienden a 2 millones 200 mil pesos por quincena.

“Esperemos que con la llegada de Hugo Vázquez empiecen a fluir esos recursos y transite todo como debe ser”, subrayó. “Sabemos que es una cantidad importante de recursos, pero esperemos empiecen a fluir”.

Recordando que desde hace más o menos un año un mes no han salido préstamos de corto plazo y menos hipotecarios.

Es por eso, señaló que quiere sentarse a charlar con Hugo Vázquez, a la brevedad posible.

David Hernández también dio a conocer que sostuvo una reunión con el subsecretario de Administración, Víctor Manuel Torrero Enríquez, en donde se tocaron diversos temas, entre ellos, la reactivación de varias prestaciones adquiridas pero que ya no han sido entregadas por gobierno del estado, desde hace varios años.

Indicó que también se tocó el tema de la basificación de varios integrantes de la sección sindical. “El próximo 21 de julio es día del trabajador de apoyo y asistencia educativa y aprovechamos para sensibilizar al gobierno del estado para que entregue basificaciones en reconocimiento a su día social, esperando que sea entre diez y 15 compañeros”.

Precisó que siguen en gestiones tanto la Sección 6 como la 39 para que, de acuerdo a la solicitud de los docentes, se pueda acortar el ciclo escolar, esperando que den respuesta positiva las autoridades estatales y educativas.

“Es un grito de solicitud, tanto de docentes, administrativos y padres de familia, y más ante esta quinta ola de Covid, en donde han sido muchos los alumnos y muchos los docentes, personal de apoyo contagiados y es por eso que hacemos ese llamado a las autoridades”, resaltó.

Expresó que no hay molestia como tal entre los maestros, directivos y personal de apoyo, pero si inconformidad puesto que este ciclo escolar ha sido atípico, primero se inició con clases virtuales, después presenciales, “entonces ha sido muy complicado el regreso a clases, causó mucho trabajo en quienes trabajaron en línea, que trajo consigo más presión psicológica”.

Esperando, reiteró, que en el próximo ciclo escolar todo se normalice y sea desde un inicio presencial y se regrese con buena actitud.

Respecto a que no habría alumnos reprobados en ese ciclo escolar, el líder sindical, consideró que es una política pública federal “por lo que hay que darle continuidad porque si de por si hubo bajas en el ciclo escolar, porque varios alumnos no tuvieron la oportunidad de seguir en clases en línea, por diferentes circunstancias, hubo mucha deserción, y si se aplica que no se adquirieron todos los aprendizajes, podría esto causar mayor deserción”.

“Creo que es una medida más o menos acertada, para que no haya deserción en la matrícula”, subrayó.