La titular de la Contraloría General del Estado de Colima, Isela Guadalupe Uribe Alvarado, participa en la LXVIII Reunión Nacional de Contraloras y Contralores, que se desarrolla del 6 al 8 de julio en Acapulco, Guerrero, donde suscribió este jueves un convenio con la Coordinación General de Ciudadanización y Defensa de Víctimas de la Corrupción de la Secretaría de la Función Pública del Gobierno de México, en materia de contraloría social y participación ciudadana, denominado “Programa Anual de Trabajo de Ciudadanización y Contraloría Social para el Ejercicio 2022”, con el compromiso de promover de manera coordinada mecanismos de participación ciudadana para prevenir y combatir la corrupción.

La contraloría social es la vinculación y vigilancia ciudadana con los diversos programas del gobierno y representa una forma de corresponsabilidad ciudadana; quienes realizan dicha contraloría social tienen que ser las propias beneficiarias y beneficiarios de los diversos programas, en los que se estará revisando e impulsando la vigilancia ciudadana; se vinculan también las organizaciones sociales, y esto significa un tipo de validación ciudadana en los programas u obras de gobierno; “la contraloría social es la cara visible de las contralorías con la ciudadanía”, expresó Uribe Alvarado.