Al señalar que hubo una excelente respuesta por parte de las y los estudiantes para el ingreso a la Universidad de Colima en los niveles medio superior, superior y posgrado, que prevén que se inicie el próximo 15 de agosto, el nuevo ciclo escolar con un cien por ciento de la capacidad de la Máxima Casa de Estudios.

“Seguimos teniendo una demanda muy importante, una demanda que nos permite asegurar que la Universidad estará al cien por ciento de su capacidad, tanto en posgrado, nivel superior y medio superior”.

Reconoció que si hay, debido a la pandemia, rezagos en aprendizaje, por lo que ya están llevando a cabo cursos de “nivelación”, particularmente se focalizan en bachilleratos, en donde hubo una buena respuesta de los estudiantes y en el nivel superior, donde se identificó más necesidad particularmente en las carreras con alto componente práctico. Ahí, manifestó, también se hicieron cursos, dinámicas de nivelación, en el ánimo de que sobre todo si estaban próximos a egresar o egresando pudieran recuperar todo el camino que pudieron perder en estos dos años de pandemia.

“Veremos como llegan los jóvenes con nosotros que iniciaran clases el próximo 15 de agosto, seguramente habrá áreas de oportunidad, rezagos, que tendremos que recuperar muy pronto en la Universidad”, comentó.

Al comentar sobre la pasada aplicación del examen CENEVAL para el ingreso tanto a bachillerato como a nivel superior, expresó que se estuvo muy cerca del 100 por ciento de participación de los inscritos, “realmente los jóvenes que no fueron, yo les diría que en ambos niveles no superan los 100 jóvenes y en muchos casos, hubo un aviso anticipado que tenían alguna dificultad vinculada con Covid, por lo que si nosotros comprobamos que fue así, estamos diseñando una estrategia para poder hacerle el examen más adelante”.

MÍNIMA LA DESERCIÓN ESCOLAR EN LA UNIVERSIDAD DE COLIMA

Respecto a la deserción, Torres Ortiz Zermeño ponderó que la Universidad de Colima registró durante los dos años de la pandemia que oscila el 2 por ciento, “una deserción que comparado con los efectos de la pandemia en otros lados, es bajísima, casi les diría que es la deserción convencional que se registra en la Universidad de Colima”.

Teníamos cierta preocupación y ocupación en ver la respuesta iba a tener este nuevo inicio de ciclo, porque la deserción, se dio también en secundaria, en los niveles básicos, pero afortunadamente la Universidad de Colima registra demandas históricas en términos generales y muy acentuadas en muchas carreras de nuestra institución.

CIERRA EL SEMESTRE CON ÉXITO AL PODER RECUPERAR LA ACTIVIDAD PRESENCIAL AL CIEN POR CIENTO

Christian Torres Ortiz también manifestó que se cierra muy bien este semestre “en donde pudimos recuperar la actividad presencial al cien por ciento en la última etapa del semestre, eso tuvo muchos significados positivos para la Universidad en general, pero principalmente para los estudiantes, había un deseo, una voluntad de regresar a actividades presenciales, sobre todo considerando que es un semestre de término de ciclo escolar y que en muchos casos coincide con el egreso, el término de la carrera o bachillerato”.

Indicó que el haber recuperado la actividad presencial en un último momento fue muy útil y satisfactorio para ellos, para nuestros maestros y para la institución. En estas fechas los jóvenes están resolviendo las últimas evaluaciones, graduaciones y ya no estamos preparando para un nuevo año escolar que empieza el próximo 15 de agosto, un inicio de ciclo con una convocatoria que ha sido muy nutrida, muy basta, tanto para el medio superior como superior.

Lo que nosotros queremos es recuperar la actividad presencial de manera habitual en la Universidad de Colima, eso es fundamental para nuestros estudiantes, para nuestros trabajadores y de esa manera podrán ir fluyendo todo tipo de proyectos y de programas que tenemos en la institución, es una gran aspiración que tenemos que la pandemia no nos vaya a generar una complicación y tengamos que hacer alguna pausa.

Eso, dijo, no significa que la mediación tecnológica termina en la Universidad, pues es una herramienta que estará de manera permanente en los programas de estudio en la Universidad, y también, sobre el segundo semestre de este año vamos a tener convocatorias para programas de posgrados, exclusivamente virtuales, con lo que la Universidad digamos va a iniciar una nueva etapa, donde tendremos programas concebidos de origen para que sean completamente virtuales.

Iniciaremos con programas de posgrado y paulatinamente vamos a ir incorporando otros niveles de estudio.