La gobernadora Indira Vizcaíno Silva informó que en menos de medio año, el abasto de medicamentos y material de curación se ha multiplicado por cuatro, en relación a como recibió la administración y comparado con el primer trimestre de 2021, “hoy los recursos públicos se invierten con eficacia e inteligencia, vamos por buen camino y mantenemos nuestro afán de mejorar sustancialmente los servicios de salud en beneficio de todas y todos los colimenses”.

En conferencia de prensa desde Palacio de Gobierno, al retomar los “Diálogos por la Transformación” suspendidos por la veda electoral, aseguró que el tema de salud se atiende desde antes incluso del primer día de su gestión y no en reacción a planteamientos de personajes políticos, diputadas o diputados; “como en la seguridad, la salud debe mantenerse en neutralidad política y lamento que no ocurra así”.

La mandataria explicó ante los medios de comunicación que a pesar de que la anterior administración dejó un sistema de salud pública estatal en ruinas, con honestidad y amor por Colima lo estamos rescatando; “cuando el dinero se utiliza con honestidad y escuchando a la gente, alcanza para mucho”, argumentó.

Vizcaíno Silva señaló que jamás se quitará presupuesto a la educación para destinarlo a salud, pues se están generando avances y vamos a continuar la atención a la niñez colimense; “no necesitamos quitarle al sector educativo, pues con el manejo responsable y honesto de los recursos podemos atender ambas necesidades, gracias al trabajo coordinado con el Gobierno de México”, puntualizó.

Por su parte, la secretaria de Salud, Martha Janeth Espinosa Mejía, reiteró que en 5 meses de la actual administración estatal se ha incrementado de manera importantísima el abasto, gastando menos por cada unidad de medicamentos, se mejora el suministro en hospitales y centros de salud y se mejoran los procesos para posibilitar la mejor atención en los servicios de salud.

Recordó que en noviembre de 2021 recibió la dependencia sin recursos para terminar el año, pero además con pasivos por más de 631 millones de pesos, enormes deudas con proveedores, problemas severos en la infraestructura, equipo médico y lo más grave, la opacidad en procesos desordenados a consecuencia de la corrupción, que, si es inaceptable en cualquier área, dentro del Sector Salud la corrupción es un asunto criminal e inhumano, que atenta contra la vida de las personas.

Espinosa Mejía destacó las gestiones permanentes de la gobernadora Indira Vizcaíno para lograr recursos extraordinarios que permitieron comprar más medicamentos y materiales; “además de permitirnos cerrar el año anterior, en el primer trimestre de este 2022 también recibimos recursos extraordinarios que nos permitieron aumentar el número de claves que surtimos, mejorando el monto invertido”.

Hizo diversos comparativos, y por ejemplo en el primer trimestre de 2021 se surtieron 109 claves, mientras que en el mismo periodo del presente año fueron 415 claves, recibiendo 353 mil 566 unidades en total, con una inversión superior a los 17.5 millones de pesos; “igualmente aumentamos 380 por ciento las claves surtidas y las piezas adquiridas en 394%, con un aumento de inversión de sólo 239% lo que implica que estamos invirtiendo de mejor manera el dinero público en la salud de las y los colimenses”.

Antes se surtían pocas claves desde la Federación, para luego en pocas compras locales hacerlo a precios caros, y la titular de Salud puso el siguiente ejemplo: “si en el primer trimestre del año pasado se destinaron 7.3 millones de pesos en 89 mil 581 unidades, era un promedio de casi 82 pesos por unidad, mientras que en el mismo lapso de este año se destinaron 17.5 mdp para 353 mil 566 unidades, lo que significa un promedio de 49.70 pesos por unidad; el costo promedio de lo adquirido lo redujimos en 39.3 por ciento”, reveló Janeth Espinosa.