Jesús Javier Castillo Quevedo, Encargado del despacho de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Colima señaló que luego de hacer revisiones, se encontraron cuatro puntos de posible riesgo de deslave en la carretera libre Colima-Guadalajara.

“En los recorridos que hemos hecho junto con el director de Jalisco, observamos varios puntos que se necesita hacer estudios porque se observa que hay bajantes de agua que posiblemente pudieran causar un problema posterior, no en ese punto, pero es posible que pudiera haber otros cortes, pero se está estudiando por parte de la dirección de Jalisco”, expuso.

Castillo Quevedo señaló que debido al tiempo que tarda en realizarse dichos estudios, no será posible que se hagan trabajos preventivos en dichas zonas antes del periodo de lluvias, ni en lo que resta del año, sin embargo, comentó que la dependencia federal ya se está programando para atender esos puntos.

Aclaró que para los trabajos preventivos se emplearán recursos de la federación y será el estado de Jalisco el encargado de gestionarlos.

Respecto a la reapertura de la carretera libre Colima-Guadalajara indicó que aún no se ha culminado con los trabajos al cien por ciento, sin embargo, ya es seguro su libre tránsito, aclarando que se ha prohibido el tránsito de tracto camiones doble remolque o de grandes dimensiones para evitar accidentes.

“Por la carretera libre no puede pasar doble remolque, tienen sus restricciones, de la misma manera por la misma semana santa por carreteras federales sobre todo por la autopista hay que hay interés de ciertas dimensiones que no pueden transitar durante esta temporada”, concluyó.