La presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez, dio a conocer que este día, 11 de abril se puso en marcha el Operativo de Seguridad para la Semana Santa y de Pascua, con el que se busca garantizar la seguridad y tranquilidad de todos los visitantes y turistas que acudan al puerto.

Indicó que habrá una amplia presencia de elementos policiacos, de protección civil y tránsito municipal, a fin de establecer recorridos y atenciones directas a la población y visitantes tanto de la zona de playas como en el área de restaurantes, bares, etc.

Mencionó que este operativo estará activo hasta el 25 de abril, y se desarrollará en coordinación con la Sexta Región Naval de la Secretaría de Marina-Armada de México.

La edil manzanillense dio a conocer también que fue habilitado el terreno frente a la Playa de Miramar para las familias que acuden a Manzanillo a acampar, ahí se contará con vigilancia policiaca, se instalaron tomas de agua potable, baños públicos y se dotó de iluminación para seguridad de quienes ahí se instalen.

Recordó que todas las playas son libres para la gente que desee acampar, aunque refirió únicamente se acondicionó el terreno privado que se encuentra frente a la playa de Miramar.

Resaltó que este operativo contará con ambulancias, vehículos de rescate, motos acuáticas, cuatrimotos, entre otras, para atender cualquier contingencia que se presente, con personal de la Policía municipal, Tránsito y Vialidad, Bomberos y PC Municipal, guardavidas, todos “en estrecha coordinación para el servicio de los visitantes, turistas y población en general”.

Mencionó que no tiene los números precisos de cuánta derrama económica se espera durante esta temporada vacacional, lo que si, señaló, los hoteles están ya con cupo lleno, por lo que se espera una gran afluencia de visitantes.

Además, precisó que el próximo 14 de abril se estará inaugurando el Skateparq, que tiene todas las especificaciones técnicas necesarias para un entrenamiento profesional y es el primero en México que está al pie del mar.

Resaltó que esta obra, una de las más de 300 obras que ha realizado el Ayuntamiento de Manzanillo en los últimos años, tuvo un costo de 3.6 millones de pesos.