Si bien aseguró la consulta para la Revocación de Mandato es un ejercicio inédito, Mely Romero delegada estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Colima, aseguró que, desde un inicio, este proceso fue planteado de manera equívoca conforme al propósito para el cual se constituyó este mecanismo.

Precisó que es de manera equivocada porque el propósito es que se pueda calificar el desempeño de un gobernante, pero que esa calificación se dé a partir de un planteamiento o reclamo ciudadano, (…) “y desafortunadamente no fue así, al contrario, este ejercicio esta revocación de mandato ha sido planteada desde la persona interesada en su propia calificación”.

Y además, puso en marcha mecanismos, instrumentos y operativos y hasta presupuestos públicos para poder llevar a cabo este ejercicio que evidentemente está buscando que le sea favorable.

“Eso me parece que es violatorio de nuestra Constitución, de nuestra legislación, es una farsa, un insulto a la ciudadanía y me parece que es un ejercicio en el que no debemos participar ni validar”, comentó.

Claro -puntualizó- los ciudadanos somos libres de participar en un ejercicio así, “y ojalá no se esté obligando a nadie a ir a emitir un voto en esta consulta, porque eso también sería un delito grave y ojalá que nuestras mujeres y hombres mexicanos, y en especial los adultos mayores y los beneficiarios de los programas públicos no se sientan amenazados y no se sientan obligados a ir a ejercer un voto”.

“Porque de pasar esto, si sería un momento histórico, pero el de retrasar 50 años de la historia democrática del país, en donde se ha luchado muchísimo de presión de partidos, de reformas legislativas para llegar a un México en donde la democracia fuera verdaderamente trasparente y consolidada”, externó.

Consideró que al requerir el 40 por ciento de participación de ciudadanos inscritos en la lista nominal del INE, difícilmente se podrá cumplir esta meta. “Hay mucho desánimo entre la población, hay descontento y aún así, si hubiera presión para ir a votar a los beneficiarios de los programas sociales, me parece que no es la mayoría de la población que no está motivada en participar, porque se están dando cuenta de la realidad de este ejercicio”