Para darle viabilidad financiera al municipio de Colima, la presidenta municipal Margarita Moreno encabezó una sesión extraordinaria de cabildo, en la cual se aprobó, por mayoría calificada, la desincorporación de 10 bienes propiedad del Ayuntamiento de Colima.

Lo anterior con el objetivo de pagar más de 51 millones 872 mil 984 de pesos en adeudos generados por la pasada administración, y cuyos pasivos afectan las finanzas del municipio de Colima al comprometer las participaciones federales, como en el caso de las obligaciones con el IMSS.

El regidor Jonatan Sánchez Peregrina presentó el dictamen para desafectar, desincorporar y enajenar los bienes del Ayuntamiento de Colima, debido a un adeudo de 11 millones 659 mil 698 pesos con el IMSS; 2 millones 58 mil pesos por laudos, 13 millones 500 mil pesos en convenios sindicales por adeudos de otras administraciones, 22 millones 638 mil 286 pesos con el IPECOL y 2 millones 017 mil pesos por sentencias de los tribunales.

Justificó esta propuesta porque, en algunos casos, estos gravámenes pueden crecer por los intereses, por lo que se busca con esta desincorporación de 10 bienes tener la viabilidad financiera para el cumplimiento de las obligaciones.

Jonatan Sánchez explicó que estos 10 predios no son utilizados para algún servicio que se proporcione a la población y tampoco tienen valor histórico, cumpliendo así con las disposiciones y normas relativas a la desafección, desincorporación y enajenación de bienes inmuebles del Ayuntamiento de Colima.

Por su parte, la regidora Gisela Méndez consideró que es una acción responsable pagar los adeudos heredados, por lo que se entiende esta urgencia, y urgió no dejar de fincar responsabilidades a quienes generaron estas afectaciones.

Asimismo, el regidor Osiris Alcaraz destacó que las decisiones tomadas resuelven temas de la pasada administración, asumiendo con responsabilidad para no afectar las finanzas del municipio y sin generar nuevos adeudos.

A su vez, el regidor Óscar Vázquez Chávez aseguró que no hay otra salida para resolver un problema que ya está generando afectaciones al gobierno municipal, y aseguró que la presidenta ha sido responsable para no cometer las mismas omisiones del pasado que generaron este problema.

Finalmente, el síndico Jesús Alberto Partida Valencia, sostuvo que todas las colonias, cuyos predios fueron desincorporados, cuentan con el equipamiento urbano necesario, por lo que no se les está afectando, lo que sí podría pasar de colapsar los servicios por la falta de recurso.