Balvanero Balderrama García
balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

Se le aplica a perritas y perritos el calificativo del “mejor amigo del hombre”, así se indica.

Al transitar por la ciudad es muy común ver perritos, perritas en abandono. En las redes sociales hay páginas específicamente dedicadas a tratar de rencontrar a las mascotas con sus familias o a encontrarles hogares a quienes de plano nadie les buscó, sufren abandono, maltrato o nacieron sin la protección de un hogar.

Se sabe que el abandono y el maltrato es una realidad cotidiana. En localidades urbanas y rurales, en la vía pública y en el interior de las viviendas.

Se les considera, por algunas personas, como buenos “regalos”; cachorros son el centro de atención, pero al no tener en cuenta los cuidados que requieren, algunos terminan por ser una molestia y son abandonados dentro o, en el extremo, fuera de las viviendas.

Hay muchas historias de cómo los perritos corren detrás del vehículo que le trasportaba no de paseo, sino para dejarlo lo más lejos posible y no volverle a ver; corren, corren, corren hasta no poder más.
Las mascotas son recomendadas por todo lo que implica en positivo, la compañía, el afecto… pero, considero, no son para todas las personas ni para todas las familias.

En este contexto, de las mascotas en los hogares, durante muchos años se han manejado cifras. Pero, recientemente el INEGI publicó la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado (ENBIARE) 2021. En ella, hay un tabulado específico para mascotas.

La media nacional de hogares con mascotas es de 30.2; la entidad con mayor porcentaje es la CDMX con 38.6, Campeche tiene el más bajo al reportar que en el 22.9% de sus hogares había al menos una mascota. Y, en Colima 3.5 hogares de cada 10 tienen mascotas.

La encuesta especificó entre perros, gatos y otras. A nivel nacional había casi 80 millones, de las cuales poco más de 43 millones eran perros, 16 millones gatos y 19 millones otras.

En Colima se registraron poco más de 579 mil mascotas, de las cuales el 40.8% eran perros, 17.9 gatos y el 41.3 por ciento otras mascotas.

Tengamos en cuenta que aquí no se están contabilizando a quienes están en condición de calle.
Hagamos conciencia en el respeto, en todas sus formas. Perros y gatos no son juguetes. Tampoco son objetos para regalar, sin tener la seguridad de que serán bien recibidos, aceptados, queridos y cuidados.

Si es tu deseo tener una mascota en casa o llevar una más, considera seriamente adoptar, quien es de raza o criollo te brindarán el mismo cariño y compañía.

Y, me parece casi inevitable no relacionar muchas cosas con la música, viene a mi memoria la canción de Alberto Cortés: era callejero por derecho propio ♫♬…

PD Al estar escribiendo tuve que hacer una pausa porque Canela y Cofi -las dos perritas de la familia- quisieron jugar. Una pausa más, porque Cofi pidió croquetas.