La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima recomendó un decálogo para que las y los colimenses puedan prevenir las adicciones y evitar pensamientos depresivos y suicidas, particularmente durante la infancia y adolescencia, tarea en donde resulta fundamental la participación y la responsabilidad de las madres y padres de familias.

La Coordinación del Centro de Atención Primaria de las Adicciones (UNEME-CAPA) Colima se refirió a diez puntos para prevenir las adicciones: el primero es poner el ejemplo a hijas e hijos, ya que pesa más en la conducta de ellos lo que haga la madre o el padre de familia, que lo que digan.

Segundo, hay que conocer las amistades de hijas e hijos y saber quiénes son los mejores amigos y cómo se llaman, así como poner atención a los mensajes de los ciberamigos; mientras que el tercero es educarlos con valores positivos hacia la vida, para que tengan salud mental y emocional y sepan ser resilientes, independientemente de las circunstancias que vivan como familia.

El cuarto es motivarles a tener amistades positivas con personas saludables y el quinto es escuchar a hijas e hijos, ponerles atención, abrazarlos y felicitarlos cuando hagan bien las cosas, para hacerlos sentir mejor.

El sexto punto es fortalecer su autoestima, para mantenerse tranquilos, sin guardar resentimientos; el séptimo es hablar con ellos sobre las drogas en el sentido de que son dañinas y que no debieran consumir; el octavo es enseñarlos a decir no cuando alguien les invita a algo que ya conocen.

El noveno se refiere a promover actividades sanas para evitar el ocio y mantener la mente ocupada en acciones sanas. Y el décimo punto es identificar señales de alarma de depresión y lo que está pasando con ellas y ellos, como observar si tienen menos hambre o mucho sueño, si bajan de peso, si son más ansiosos o hiperactivos, con pensamientos de fuga y lenguaje incoherente.

Reiteró que la Secretaría de Salud cuenta con tres UNEME-CAPA en Colima, Manzanillo y Tecomán, así como dos Clínicas para la Atención Residencial de las Adicciones (CARA), una femenil en Manzanillo y la varonil en Tecomán, para atender a personas con dependencia a las adicciones que requieren un tratamiento integral