A través de una rueda de prensa llevada a cabo la mañana de este lunes 01 de agosto del presente año, el Fiscal General del Estado, Lic. Bryant Alejandro García Ramírez y el Encargado del Despacho de la Fiscalía Especializada en Desaparición de Personas, Mtro. Héctor Javier Peña Meza, dieron a conocer lo ocurrido el pasado 27 de julio, sobre un joven que había sido reportado como desaparecido.

En su intervención, el titular de esta dependencia dio a conocer detalladamente cómo se suscitaron los hechos, mencionando que el joven José Francisco había sido reportado como desaparecido ante el ministerio público el 27 de julio del presente año, por lo que derivado de eso, fueron desplegados varios operativos para su búsqueda y localización, mismo trabajo que fue realizado entre la Fiscalía, Comisión de Búsqueda Estatal y el resto de corporaciones que integran la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de Paz y Seguridad.

“Queremos dejar en claro que, como los propios familiares del joven lo han compartido públicamente, José Francisco nunca estuvo secuestrado, privado de la libertad o retenido ilegalmente por nadie, esta persona se ausentó voluntariamente”, señaló el Fiscal.

Por su parte, el Mtro. Héctor Javier Peña Meza, dijo que al momento de que la denuncia por desaparición fue interpuesta, se difundió una ficha de búsqueda, además de que personal de la Fiscalía Especializada se puso en contacto con los familiares, dando acompañamiento y compartiendo información de manera permanente de los avances en la investigación.

También se realizaron los siguientes actos de investigación de campo y gabinete:

Luego de toda la labor de inteligencia implementada, se logró tener conocimiento de que José Francisco se encontraba en el municipio de Atoyac, Jalisco; derivado de lo anterior y en coordinación con la Policía Municipal de ese lugar, fue localizado el sábado 30 de julio, por lo que se realizó su traslado hasta este Estado de Colima.

Cabe destacar que, antes de reintegrarse con su familia, el joven rindió su testimonio ante la Fiscalía en las instalaciones propias, donde se le realizaron exámenes médico, toxicológico y de alcoholemia.

La Fiscalía tiene un alto sentido de responsabilidad y que, ante cualquier denuncia o ante la información de la posible comisión de algún delito que se persiga de oficio, esta dependencia actúa e inicia investigaciones.