El día 26 de julio del actual, a través de un video, María Elena Abaroa, dio a conocer su renuncia a Movimiento Ciudadano. La ex dirigente estatal de dicho partido político, compartió con sus seguidores tal decisión.

María Elena Abaroa, quien fuera Regidora durante el trienio 2015-2018, hizo referencia a su larga trayectoria política como ciudadana, previa a su incorporación a las filas de Movimiento Ciudadano.

La luchadora social, señaló que en su camino partidista se encontró con personas valiosas realmente comprometidas con México y con tono reflexivo aludió al aprendizaje que deja participar en los partidos políticos.

Así, mencionó que la mal llamada política que se practica en ellos, hace que los políticos olviden el bien común y “vayan solos”, unos por mezquindad y otros, porque son marginados, excluidos, se aferran en lograr un bien mayor o un ideal, para superar el egoísmo de estaturas cortas, ineptas y corruptas.

Al cerrar esta etapa política, confirmó su camino en la congruencia, dijo renovar sus aspiraciones de servicio y su lucha porque se respete la dignidad de las personas.

También, acotó, que es tiempo para ciudadanía para “voltear atrás y ver lo que hemos hecho y dejado de hacer bien”.

Dijo renunciar a Movimiento Ciudadano, pero quedarse en la política, como ella la entiende: “sin mentiras, para servir con honor y cumplir con honradez, para vivir con respeto, para generar orgullo, para contribuir a la vida digna que nos merecemos”.

Recalcó renunciar a Movimiento Ciudadano, pero, seguirá insistiendo que: “urge nuestra Participación Ciudadana organizada, solo nuestro compromiso solidario, nuestra congruencia, de la mano de la verdad y la justicia tan necesarias para la PAZ, podrán ganar respeto a nuestra dignidad y salvar a Colima, salvar a México”.

Dijo quedarse con “la amistad de personas valiosas con quienes coincide en el propósito de una mejor nación, de vocación por México, de amor a México”.

Agradeció la oportunidad, el espacio y el aprendizaje luminoso, como el decepcionante, por la fortaleza recibida; también agradeció a las personas que confían en ella y a los medios de comunicación, por su buen hacer, por su confianza y cercanía.

Finalmente, mencionó que al cerrar esta etapa, con alegría pisa “el umbral de nuevos y más amplios horizontes; allí, donde podemos aportar a nuestro México, con toda responsabilidad, la generosidad y el compromiso que el momento nos reclama”.