La gobernadora Indira Vizcaíno Silva entregó la obra de la ‘boca de tormenta’ ubicada en la avenida Ignacio Sandoval en las inmediaciones del centro comercial Zentralia, con la que se evitarán las inundaciones en este tramo del Tercer Anillo Periférico en el norte de la ciudad de Colima, con el respectivo beneficio para toda la población de la zona metropolitana.

Con la entrega al municipio de esta infraestructura hidráulica que requirió una inversión cercana a los 3 millones de pesos, la mandataria estatal presentó el concepto #ObrasQueTransforman, que aseguró, no serán proyectos de relumbrón o necesariamente onerosos, sino que la característica indispensable es que sean de utilidad para la vida diaria de las y los colimenses.

Sobre la obra entregada, señaló que pese a su relevancia comercial y económica, cada año era lo mismo, pues inundaciones muy severas entorpecían gravemente la vialidad en la zona y ponían en riesgo la vida de las personas, situación que no es nueva, pues gobiernos estatales llegaron y se fueron y no movieron un dedo para dar solución a este problema cíclico.

“Seguramente recordarán que durante varios meses no era posible transitar o incorporarse por la lateral para ingresar al Tercer Anillo al salir de Zentralia hacia Villa de Álvarez; fueron los inicios de una obra que luego paró por el desaseo financiero que siempre los persiguió, no les permitió llegar ni a la mitad de la obra; por fortuna la gente quiso un cambio y nosotras, nosotros, no somos iguales”, refirió.

Vizcaíno Silva subrayó que “hoy con mucho entusiasmo entregamos una obra que transforma, porque es necesaria y urgente, sobre todo porque la temporada de lluvias ya inició y pronto comenzarán a afectarnos con mayor intensidad los fenómenos hidrometeorológicos propios de este temporal y los más intensos se esperan hacia los meses de agosto y septiembre”.

La mandataria reconoció al personal de la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Movilidad (Seidum) que encabeza Marisol Neri León, que trabajó con mucha intensidad para culminar este proyecto, cuyo propósito principal será captar el agua pluvial que escurre por la avenida Ignacio Sandoval desde la parte alta de Colima y sur de Cuauhtémoc, y la conducirá al colector pluvial que desemboca al río Colima, mitigando las inundaciones en la principal vialidad de la capital.

“Es nuestra responsabilidad como Gobierno del Estado enfocar nuestros esfuerzos para dar solución a los justos reclamos de la población y hacerles la vida más sencilla en el día a día a todas y todos”, dijo Indira Vizcaíno, quien recordó que en 2012, como alcaldesa de Cuauhtémoc, propuso que el recurso del Fondo Metropolitano que se distribuía en los cinco municipios de la zona, en vez de repartirse, se invirtiera en una obra con un impacto para toda la zona metropolitana, proponiendo el relleno sanitario y este colector pluvial; “es decir, se cedían los recursos que le corresponden al municipio de Cuauhtémoc y ni así se había querido avanzar”, apuntó.

La mandataria dijo que no importa que sean obras que no se vean y que sean completamente subterráneas, pues lo que importa es resolver problemáticas de la gente; “celebro la culminación y entrega de esta acción, por el impacto benéfico que generará en la población de Colima y Villa de Álvarez, así como de Comala, Cuauhtémoc y Coquimatlán, cuyos habitantes circulan por estas vías. Me comprometo a que seguiremos priorizando obras que transforman y van dirigidas a que el día a día sea mucho más ameno y sencillo”, concluyó la gobernadora.

La titular de Seidum, Marisol Neri, explicó que en esta obra se instaló un tubo que conecta a la red pluvial, para desahogar toda el agua que circula de norte a sur, y que provocaba la inundación del área del túnel que conecta a la zona norte; también se pavimentó con concreto hidráulico la parte donde se hizo la excavación para llevar a cabo estos trabajos, todo con una inversión de 2 millones 992 mil 832 pesos.

Explicó que la obra consiste en una boca de tormenta de 34.25 metros de largo por 1.10 metros de ancho y una profundidad que va hasta los 2.65 metros; está construida a base de concreto armado con una rejilla metálica de solera para la captación; la colocación de 125 metros lineales de colector pluvial a base de tubería de alta densidad y la construcción de un pozo de caja con una profundidad de 3.20, para el mantenimiento del mismo colector.

Subrayó que la instrucción de la gobernadora Indira Vizcaíno siempre ha sido realizar obras que transforman y que se traduzcan en un impacto benéfico para la población, que contribuyan a hacerles la vida más fácil; “como servidoras y servidores públicos, esa es nuestra encomienda y así nos mantendremos, trabajando con todo nuestro potencial para dar buenos resultados”, finalizó.

A este acto asistieron el diputado Alfredo Álvarez Ramírez; el secretario del Ayuntamiento de Colima, Francisco Rodríguez García, en representación de la presidenta municipal Margarita Moreno González y los regidores Gisela Méndez y Osiris Alcaraz Saucedo.