Debido a que el melón que se produce en Ixtlahuacán no puede ser exportado, los productores agrícolas de ese municipio han buscado cultivos alternativos que han permitido el sostenimiento del sector agroproductor, pero definitivamente a disminuido en gran medida el cultivo de este fruto en el municipio, el cual corre el riesgo de desaparecer.

Así lo reconoció el presidente municipal de Ixtlahuacán, Carlos Carrasco Chávez, quien enfatizó que a pesar de que ya no se produce tanto melón, la Feria anual del municipio no está en riesgo, aunque lo que si podría cambiarse es el nombre y ya no ser la “Feria del Melón”, pero esto tendría que consultar al pueblo ixtlahuaquense.

“En el municipio se dejó de producir melón a la escala que se conocía, por el cierre de la frontera a raíz de una bacteria o plaga que se presentó, se han vendido otras alternativas que fueron menos complicadas como la papaya, limón, tamarindo, maíz, entre otras y actualmente es muy poca gente la que siembra el melón en el municipio”, señaló.

Reiteró que la Feria del Melón no desaparece por esta situación, “el tema es que el producto, si puede desaparecer por falta de producción donde puede pasar que a través del tiempo la Feria cambie de nombre, pero esto sería bajo un consenso con la población”.

“Estamos produciendo papaya, tamarindo, limón, pepino, maíz elotero, palma de coco donde tenemos una diversidad de productos que en Ixtlahuacán se pueden dar, tenemos mucho terreno fértil y no tenemos muchas plagas, en el municipio hay mano de obra, pero algunos empresarios tienen que traer más mano de obra de otros estados porque la que tenemos localmente no alcanza”, explicó.

El edil reconoció que muchas hectáreas de cultivo estuvieron abandonadas por falta de apoyos, pero en las últimas fechas gracias a un proyecto de la construcción de una presa para agua de riego, se han reactivado muchas de ellas.

“Se ha venido ampliando la producción en las hectáreas donde hay un proyecto interesante de una construcción de una presa “La presa Ixtlahuacán” y esta vendría a beneficiar alrededor de mil hectáreas de riego de manera constante de agua rodada, la gran mayoría tiene esto sistematizado”.

Este proyecto, mencionó fue entregado al gobierno del estado en el 2015 pero quedó en el olvido, por lo que buscará acercarse con el subsecretario de Desarrollo Rural del gobierno estatal y con diputados federales para obtener los recursos necesarios para su realización.