Al hacer una primera evaluación de lo que fue la generación 2019-2022, el Mtro. Martín Jesús Robles de Anda, director general de Educación Media Superior, informó que egresaron 4 mil 164 jóvenes, la mayoría de bachillerato general, seguidos por los de técnico analista químico, analista programador, técnico en contabilidad, dibujo, bachillerato general bilingüe, general en modalidad semiescolarizado, enfermería general y técnico en música. Destacó que de este total, 3 mil 898 egresaron con un promedio de entre ocho y diez.

Son una generación, comentó, “que cursó gran parte de su bachillerato en línea a causa de la pandemia; por tal motivo, claro que tenemos que trabajar en las habilidades socioemocionales del egresado, ya que la UdeC no paró de trabajar y eso hizo que nos adaptáramos a los procesos educativos virtuales para fortalecer ciertos aprendizajes”.

En este sentido, destacó que durante el tiempo de pandemia se realizaron acciones para evitar la deserción. Trabajaron con los padres y madres de familia para que fueran el apoyo principal de los jóvenes, al carecer de una educación de manera presencial: “Se capacitó también a las y los docentes para el uso de plataformas digitales, siendo Classroom y Educ las más utilizadas; de esta manera, empezamos con el proceso enseñanza-aprendizaje en línea y la adaptación a las tecnologías de información y comunicación”.

En cuanto a las y los jóvenes de nuevo ingreso, adelantó que se fomentará en ellos la lectura y el uso de las tecnologías de información y comunicación. Además, en cuanto a las matemáticas y ciencias, les darán un asesoramiento y reforzamiento para lograr que tengan las competencias básicas y se adapten a las condiciones de la UdeC.

“Generaremos con ellos y ellas el conocimiento necesario en el tema de la mediación tecnológica, como el uso correcto del correo y las herramientas de las plataformas digitales para la entrega de tareas, así como el trabajo sincrónico y asincrónico con el acompañamiento de docentes, la orientación educativa y vocacional, servicio social y atención psicológica”, complementó.

Finalmente, resaltó que la política rectoral se encamina en lograr una pertinencia que transforme a la sociedad.