Estudiantes de la Facultad de Turismo de la Universidad de Colima, del campus Villa de Álvarez, desarrollaron diversos proyectos para impulsar la cultura del emprendimiento, esto mediante la transmisión de conocimientos y el desarrollo de habilidades y actitudes emprendedoras en los jóvenes, para que puedan generar sus propios negocios una vez que egresen.

Las y los jóvenes realizaron proyectos enfocados en dos segmentos importantes de la actividad turística: la naturaleza y la organización de eventos gastronómicos. En el primero diseñaron una experiencia turística en territorios rurales de Colima, para lo cual analizaron recursos, atractivos naturales y culturales de la región y también elaboraron una investigación de mercado para conocer las necesidades, características, lugares potenciales y rutas.

Con la información obtenida diseñaron productos turísticos atractivos, vendieron los recorridos y guiaron a los turistas en actividades como senderismo, observación de flora y fauna, talleres gastronómicos y actividades acuáticas, entre otras. Además, elaboraron una estrategia de comercialización que se concretó en campañas de promoción a través de la tecnología.

Algunos de los lugares seleccionados por los estudiantes fueron las comunidades de Los Mezcales (Comala), Canoas (Manzanillo), La Sidra (Coquimatlán), Las Tunas (Colima), La Lima (Colima) y Cofradía de Suchitlán (Comala), entre otras.

Cabe destacar que este emprendimiento resultó de un trabajo académico modular, en el que se involucraron las materias impartidas por Julia González, Rafael Covarrubias, Diana Flores Cruz y Ruth Elizalde.

En cuanto a la organización de eventos gastronómicos, prepararon una cata-maridaje que denominaron Mar y tierra, para mostrar sus conocimientos en la materia de gastronomía, que imparten Jesús Solís y Enrique Hernández. Antes, realizaron una investigación y experimentación sobre alimentos, cocteles y vinos viables.

Desarrollaron también una estrategia de comercialización con el apoyo de volantes digitales en redes sociales y venta de boletos en persona. Esta experiencia gastronómica se realizó en dos días diferentes y participaron 20 comensales por evento. En esos días pusieron en práctica sus conocimientos y habilidades en las artes culinarias, cata de vinos, preparación de coctelería y guía a los comensales en cada etapa de la cata-maridaje.

Otro grupo de estudiantes, de los últimos semestres, antes de realizar su proyecto trabajaron en una investigación de mercado y formularon una propuesta basada en el Modelo de Negocios Canvas, una herramienta que se utiliza para desarrollar o mostrar visualmente un modelo de negocio. En líneas generales, es una plantilla que ayuda a determinar y alinear las actividades comerciales clave y su relación con su propuesta de valor.

Enseguida, elaboraron el estudio técnico sobre la puesta en marcha de un negocio, como la estructura legal y organizacional, los procedimientos y la totalidad de los recursos técnicos, humanos y materiales para operar la empresa.

Con base en lo anterior elaboraron la sección financiera, que consiste en la formulación de presupuestos, el desarrollo de estados financieros pro-forma, la evaluación financiera, la gestión de financiamiento y la presentación para evaluadores. Al cabo de este proceso, formularon 14 proyectos turísticos enfocados en gastronomía y repostería, aplicaciones digitales para turismo, así como turismo de eventos, de bienestar y de naturaleza. Este último curso fue dirigido por Mario Amaya Molinar, quien les mostró a las y los jóvenes cómo el éxito del emprendimiento se basa, en gran medida, en el trabajo en equipo, la planeación y el compromiso de los involucrados en cada proyectos.