Por el inevitable paso del tiempo y sus efectos; en diciembre del año pasado la presidenta Griselda Martínez hizo la gestión ante el escultor “Sebastián”, para intervenir el monumento del Pez Vela que se ubica en el jardín Álvaro Obregón del centro manzanillense, obra escultórica que ha quedado remodelada en su totalidad.

Así dio fe la alcaldesa al visitar el lugar, desde donde agradeció la disposición de su creador por entregar el código correcto del color para su intervención, la cual quedó a cargo de la Administración del Sistema Portuario Nacional de Manzanillo (ASIPONA), “ellos pusieron el dinero para que lo pudiéramos pintar. Gracias a ASIPONA porque fue una inversión de alrededor de 721 mil pesos”.

Agregó que, este jardín que es emblemático de Manzanillo, seguirá siendo intervenido para tener un espacio público bonito, “sí les pedimos a todas y todos que lo mantengan en las mejores condiciones, aquí viene la gente a tomarse la foto, a pasar un buen momento. Ayúdenos a preservar todas las esculturas, la gente merece llevarse un bonito recuerdo de nuestro Manzanillo.