Para el vicepresidente regional de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Sean Osmin Hamud Ruiz, la iniciativa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador de eliminar el horario de verano traerá más problemas que beneficios.

Calificó la decisión del mandatario federal como arrebatada, pues aseguró “como industrial te puedo decir que se nos hace una decisión arrebatada, pues si se revisa la estadística de la misma Secretaría de Energía respecto al ahorro energético como económico, incluso el impacto ecológico del horario de verano es positivo”.

En este sentido, mencionó que el horario de verano representa un ahorro de alrededor de mil 500 millones de dólares, y aproximadamente 500 mil toneladas de emisión de dióxido de carbono menos, lo cual es positivo para el medio ambiente.

Además, dijo, de acuerdo a algunos comparativos se habla de un ahorro de energía de más o menos lo que el estado de Colima consume en un año.

Aseveró, también que en la propuesta del López Obrador para eliminar el horario de verano hay algunas inconsistencias, pues parte del argumento para proponer su eliminación es que es incómodo, molesto y provoca trastornos de salud, “en lo personal y en mi entorno tanto profesional como familiar no conozco a nadie que se haya enfermado por el cambio de horario”.

En el mundo -expresó- se tiene horario de verano y al eliminarlo en México, “estaríamos desfasados y se complicarían innecesariamente los aspectos de relación internacional, mercados de valores, transacciones comerciales, trámites internacionales y aduanales, porque vamos a estar desfasados una hora, independientemente si nos gusta o no nos gusta, estamos perdiendo esa competitividad que se significa que estemos aparejados con el mundo”.

Mencionó que cuando se implementó el horario de verano hubo una serie de análisis, foros y consultas, donde se hacían comparaciones con países que ya lo tenían implementado de tiempo atrás, y se concluyó que era positivo, “hoy en día no creo que las condiciones del mundo hayan cambiado de tal suerte que estos beneficios hayan dejado de impactar en el país”.

Finalmente, señaló que los aspectos que tienen que ver con generación y ahorro en el consumo de energía se consideran un tema de seguridad nacional, “eso nos habla de la importancia que tiene una administración adecuada de todos los factores que intervienen en la industria energética”.