En entrevista con la titular de la Contraloría General del gobierno de Colima, Isela Uribe Alvarado dio a conocer que, de los poco más de 18 mil trabajadores gubernamentales, alrededor de 4 mil de ellos no cumplieron con la presentación de su declaración patrimonial, por lo que ya se les inició un proceso de investigación.

“Fueron un poco más de 18 mil trabajadoras y trabajadores obligados a entregar sus declaraciones anuales, tenemos arriba de 14 mil declaraciones, es decir, tenemos un faltante de casi 4 mil trabajadoras y trabajadores que no cumplieron, de acuerdo a lo que establece la Ley General de Responsabilidades y ésta establece que de manera inmediata se debe iniciar un proceso de investigación”, comentó.

Indicó que actualmente se encuentran en el proceso de notificación a quienes no dieron cumplimiento a esta obligatoriedad. “Se está aperturando procesos de investigación y la ley es clara en función a no tener matices y a proceder si fuese el caso y no presentaran la declaración sería la destitución e inhabilitación”.

Se tiene que abrir un expediente de presunta responsabilidad de investigación, por lo que estamos validando la información para notificarles a cada uno que deben dar cumplimiento a esta obligatoriedad, pero los expedientes ya están separados y en investigación.

Como ciudadanos, señaló, se tienen derechos, pero también obligaciones, y en este caso como funcionarios públicos, por lo que el gobierno del estado está obligado a su vez a hacer cumplir la ley y en este caso no será la excepción, apuntó.