Al señalar que en Manzanillo hay un 23.1 por ciento de pobreza moderada, mientras que el 1.3 por ciento es considerada extrema, la presidenta Griselda Martínez aseguró que ese índice está muy por debajo en comparación con otros municipios del país, sin embargo para reducirla se emplean acciones para fomentar el autoempleo y el consumo local para reactivar la economía manzanillense.

En entrevista para Alcaldes de México con la editora Web de esa organización Lucero Almanza Escalante, destacó que desde su primer periodo como alcaldesa, desde 2019, lleva a cabo uno de los programas más exitosos de la administración, denominado Emprendiendo mi Autoempleo, de lo cual dijo, “se han invertido 20 millones de pesos. Este programa, además de que se autoemplean las personas, genera fuentes de trabajo y con ello se reactiva la economía”.

Agregó que para fortalecer esos proyectos de emprendimiento y cerrar la cadena productiva, a través del Ayuntamiento de Manzanillo, se lleva a cabo el programa Por Amor a Manzanillo, Consume Local, donde se han instalado diversos puntos de venta para la comercialización de esos productos, inclusive, Manzanillo, es el único municipio del país, que arrenda, para ese fin, un local comercial dentro de las instalaciones del Aeropuerto Internacional Costa Alegre.

Al retomar el tema de la pobreza, Griselda Martínez indicó que uno de los factores que la engrosan es la población que llega, o bien, de otros estados del país o bien del extranjero, como sucedió hace algunos meses con la llegada de una nutrida comunidad haitiana, misma que fue apoyada con oportunidad para una mejor estancia.

Dijo que desde que llegaron esas personas, fueron atendidas, pues niñas y niños presentaban problemas de salud, lo cual fueron atendidos y a través de la casa de atención Calli Tlaca se ofreció cobijo, ropa, alimentos, atención médica y psicológica, “afortunadamente las oportunidades laborales han impactado a favor de las y los haitianos que han conseguido trabajo para garantizar su sustento y de sus familias”.

Recordó que dentro de las acciones que se han realizado para la mitigación de la pobreza, durante los primeros 3 meses de la crisis causada por la pandemia puso en operaciones 14 Cocinas Comunitarias que entregaron diariamente alimentos preparados a 5 mil personas que se quedaron sin empleo y sin oportunidades de conseguir uno, pues durante ese tiempo pararon actividades hoteles, restaurantes y negocios de diversos giros comerciales.

Griselda Martínez, mencionó que a través de la dirección de Desarrollo Económico y Turístico se fortalecieron convenios con las empresas de Manzanillo para ofertar la bolsa de trabajo, por ello, las personas no tienen que desplazarse de un lugar a otro para conseguir un empleo, pues lo pueden hacer a través del Ayuntamiento de Manzanillo lo que les ayuda a ahorrar.

En otro orden de ideas, la alcaldesa, reconoció que en Manzanillo hace falta atención médica de tercer nivel, por ello, pidió tanto al gobierno del estado como al federal, su intervención para que se considere un hospital con especialidades médicas para la atención oportuna y profesional de las y los manzanillenses, pues si bien a través de IMSS Bienestar se universaliza la atención para todos, sí es necesario considerar tales bondades para el municipio.