Con el Plan de Salud para el Bienestar que busca la transformación de los sistemas estatales de salud en 15 entidades al modelo IMSS-BIENESTAR, Nayarit ha logrado que el 100 por ciento de los quirófanos de sus hospitales estén en operación, se da seguimiento a la contratación de médicos especialistas, en Colima se regulariza al personal de salud, y con el Plan de Justicia para el Pueblo Guarijío se logran acuerdos para brindar servicios médicos.

Durante la conferencia matutina que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador desde Palacio Nacional, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, señaló que la transformación en Nayarit avanza con el funcionamiento del 100 por ciento de todos los quirófanos de los hospitales del estado que atienden a la población que no tiene seguridad social.

“Desde que arrancó esta ampliación han sido ocho hospitales que se intervinieron porque no realizaban cirugías, lo mismo el de Compostela, el Comunitario de Las Varas, Tecuala, Acaponeta, Ixtlán del Río, Jesús María y Puente de Camotlán, y eso evitará que las y los nayaritas que viven en esos municipios se tengan que trasladar a la capital o a otros estados para su atención”, indicó.

El director general del IMSS abundó que el último nosocomio que faltaba incorporarse era el Hospital Básico Comunitario de Las Varas, en el municipio de Compostela con 14 mil habitantes, que desde el 2014 no había llevado a cabo ninguna cirugía; sin embargo, ya se realizaron las tres primeras intervenciones quirúrgicas y más adelante se informará sobre su productividad.

En otro orden de ideas, Zoé Robledo expuso que tras la Jornada Nacional de Reclutamiento de Médicas y Médicos Especialistas, esfuerzo de las instituciones de salud para cubrir 14 mil 323 vacantes en el país, se buscó atender el requerimiento de Nayarit con 475 especialistas de 36 diferentes especialidades, pero sólo hubo 32 médicos postulantes acreditados, es decir, el 6 por ciento del total.

El titular del Seguro Social explicó que faltan 443 médicas y médicos, 81 por ciento, para cubrir las especialidades básicas en la entidad: Urgencias, Medicina Interna, Ginecología, Anestesia, Cirugía y Pediatría.

Agregó que entre los lugares donde faltan médicos especialistas se encuentra el Hospital Civil de Tepic. Ante esto, se analizan diferentes opciones para cubrir el requerimiento de este personal, que “aun buscando a los nacionales no se lograron cubrir aún, y de eso vamos a estar informando próximamente”.

En el caso de Colima, el director general del IMSS dijo que para dar certeza laboral al personal de salud se tiene la meta de regularizar a 870 trabajadores eventuales, de los cuales 429 han iniciado el proceso de contratación para obtener una base, esto significa un avance del 49 por ciento: 121 son médicas y médicos con antigüedad de uno a siete años, 277 de personal de Enfermería y 31 paramédicos de dos a 11 años de antigüedad con contratos eventuales.

Destacó que con la presencia de la gobernadora Indira Vizcaíno, el 23 de junio se dio a conocer que el servicio de Hemodiálisis en la Unidad Estatal ya es gratuito, pues anteriormente para utilizar este servicio de terapia de sustitución renal, los usuarios pagaban 638 pesos cada tercer día por sesión; se instalaron 14 sillones, 14 máquinas de anestesia y medicamentos que beneficiará a 73 pacientes. Adicionalmente, se puso en funcionamiento la sala de mastografía del Hospital de Manzanillo.

Por otra parte, Zoé Robledo recordó que el pasado 20 de mayo el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó a los pueblos guarijíos del sureste de Sonora para plantear un Plan de Justicia que incluía elementos de salud.

Indicó que el jueves 23 de junio acudió Mesa Colorada “para ponernos de acuerdo con la comunidad, con los gobernadores tradicionales y con el gobierno del estado, estuvo con nosotros el doctor José Luis Alomía, en representación del gobernador Alfonso Durazo”.

Señaló que parte de los acuerdos fue implementar un plan de mejora para el Hospital General de Álamos, instalado en la cabecera municipal, que tiene 43 años de antigüedad y sufre varias deficiencias en infraestructura, equipamiento, personal, médicas y médicos especialistas, así como cobertura en todos los turnos.

Dijo que también se habilitará un albergue para que el pueblo guarijío, que debe realizar traslados de cuatro a cinco horas o más, puedan llegar a esta instalación y ser atendidos en el hospital.

El director general del IMSS señaló que el Centro de Salud de Mesa Colorada se convertirá en una Unidad Médica Rural de IMSS-BIENESTAR, a fin de garantizar que tenga todos los insumos y personal para la atención en todos los turnos.

Adicionalmente se cambiará la ambulancia para traslados, instalar una Unidad Médica Móvil que haga visitas a las comunidades, y se trabaja en la instalación de una antena de comunicaciones para dar aviso cuando se presente una urgencia.

“De esta manera vamos a poder atender a toda la población de Guajaray, Corogüi, Burapaco, Cábora, incluso de otras comunidades que están fuera de Álamos en el municipio vecino de Quiriego”, enfatizó.

Zoé Robledo informó que esta mañana un equipo de 92 personas de IMSS-BIENESTAR se trasladó a Sonora para comenzar con las capacitaciones en los hospitales del estado, y las intervenciones de este modelo de atención “para que muy pronto Sonora se sume también a la operación plena de este programa”.