La presidenta Griselda Martínez anunció que de acuerdo con la estrategia de seguridad que se realiza en el municipio, los resultados en esa materia han arrojado, en lo que va del año, la detención de 3 mil 381 personas por diversos delitos por lo que se han entregado a los tres órdenes de gobierno. Además anunció que han sido decomisadas armas largas y cortas, estupefacientes, recuperados vehículos y motocicletas tobadas y se pudo rescatar a 3 personas que, contra su voluntad, habían sido privadas de su libertad.

Precisó que de acuerdo con el reporte de detenciones de la Dirección General de Seguridad Pública del 01 al 27 de junio, 417 fueron personas puestas a disposición ante el Juzgado Cívico; 107 a la Fiscalía General del Estado y 9 puestas a disposición de la Fiscalía General de la República.

La alcaldesa al hacer un recuento de lo que va del año en materia de seguridad, dijo que el Ayuntamiento de Manzanillo ha entregado al Juez Cívico a 2 mil 788 personas; 558 a la Fiscalía General del Estado y 35 a la Fiscalía General de la República.

Indicó que a la par de estas detenciones realizadas, se han decomisado 10 armas largas; 21 armas cortas; 604 cartuchos; 21 motocicletas recuperadas; 39 automóviles que tenían reporte de robo; 575 dosis de mariguana; 3 dosis de cocaína; 5 mil 896 dosis de cristal; y 5 dosis de pierda de cristal; además se rescataron a 3 personas que estaban privadas de su libertad; “de manera adicional, 17 personas fueron rescatadas de morir ahogadas en el mar”.

Al mencionar que en lo que va del año, han sido 3 mil 381 las detenciones por distintos delitos, se seguirá trabajando en materia de seguridad para obtener resultados positivos a favor de Manzanillo, “seguiremos trabajando durísimo; capacitando a nuestros policías, profesionalizándolos y dotándolos de todas las herramientas que requieren”. Griselda Martínez hizo un llamado a la sociedad, para siempre cuidar a su familia, “tenemos que hacer conciencia en la sociedad de que el camino de la delincuencia sólo lleva a la cárcel o al panteón y eso no es bueno para nadie. Por eso hay que estar muy pendientes de las hijas y de los hijos; nos damos cuenta que, de las detenciones que hacemos, son muchas personas jóvenes”.