La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima advirtió que el Covid-19 no se detiene en la entidad y los casos activos siguen aumentando, por lo que pidió no bajar la guardia y reforzar los cuidados y prácticas de mitigación, para identificar los ambientes de riesgo.

La titular de esta dependencia, Martha Janeth Espinosa Mejía, reiteró las recomendaciones para seguir usando cubrebocas en espacios cerrados, y donde no se pueda utilizar, se debe guardar sana distancia, así como evitar aglomeraciones o ponerse el cubrebocas bajo estas circunstancias.

Por su parte, la subdirectora de Epidemiología, Diana Carrasco Alcántara, remarcó que en la última semana (7 al 13 de junio) se confirmaron 290 casos nuevos del coronavirus; es decir, 89 casos más que la semana pasada, aunque sin ninguna defunción, afortunadamente.

La situación activa de la pandemia permite observar que los casos se han incrementado y que en esta ocasión hay 409 casos activos, 129 más que la semana pasada, con mayor presencia en los municipios de Colima con 245 casos y Villa de Álvarez con 125.

Comparando el corte del 4 al 11 de junio, se puede notar que los indicadores siguen aumentando, ya que la tasa de incidencia de casos activos estimados se elevó de 35.9 a 50.6, la tasa de mortalidad bajó de 0.1 a cero y la tasa de hospitalizados pasó de 0.64 a 1.02.

El porcentaje de ocupación de camas generales para infecciones respiratorias agudas graves subió de 6 a 13% (más del doble); de camas con ventilador disminuyó de 2 a 0%, y la positividad pasó de 37 a 49%.

En cuanto al promedio de pruebas realizadas, pasó de 51 a 77, de ahí que el promedio de casos nuevos subió de 25 a 41 y el de defunciones permanece en cero, por fortuna.