La Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Colima manifestó que es vital que los varones acudan a las unidades de salud para realizarse la detección integral del crecimiento prostático benigno, consistente en la aplicación del cuestionario de síntomas prostáticos, la realización del tacto rectal y del antígeno prostático específico.

Lo anterior, debido a que la hiperplasia prostática benigna es la enfermedad urológica más frecuente en hombres adultos y adultos mayores, ya que este aumento puede presentarse desde los 40 años y la edad es factor de riesgo para que siga creciendo.

Puntualizó que dicha detección se aplica a varones mayores de 40 años con antecedente familiar de cáncer de próstata, así como a hombres y personas con próstata mayores de 45 años, sin este antecedente.

En el marco del próximo Día del Padre, el Departamento de Enfermedades Crónicas y Envejecimiento de la dependencia, indicó que este problema de salud pública involucra al 35% de los hombres de 60 años y más, porcentaje que se incrementa al avanzar la edad.

Afecta principalmente a hombres mayores de 50 años que padecen obesidad, consumen un alto porcentaje de grasas y embutidos, además de que también influye el factor genético.

Entre los síntomas más comunes de esta enfermedad, se encuentran la disminución del calibre y fuerza del chorro de la orina, chorro intermitente, goteo terminal, retención urinaria, incontinencia por urgencia, presencia de sangre en la orina, dolor para orinar, necesidad urgente de orinar y aumento en el número de veces que se orina en un periodo de 24 horas.

Reiteró que realizar actividad física, llevar una sana alimentación y visitar con frecuencia al médico, pueden prevenir enfermedades como la hiperplasia prostática benigna.