Balvanero Balderrama García
balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

El título hace referencia a una serie de comedia de los noventa. No recuerdo la temática.

Por alguna razón tengo el nombre en mis recuerdos, pero como una manera de referirse a la posición que guarda nuestro planeta en el sistema solar: primero Mercurio, segundo Venus y tercero Tierra (Agua, bien podría llamarse).

Hay muchas imágenes de este planeta que habitamos, nuestra casa. Maravillosos paisajes de montañas, selvas, ríos, lagunas, el mar, desiertos, bosques, la vida animal, los hielos, su fauna y su flora. Maravillosas, también, desde el espacio exterior.

Pero, también hay registros visuales terribles, de cómo nuestra especie ha impactado de manera profunda en este planeta que habitamos, nuestra casa.

No tenemos a donde más ir, como especie. Las visiones futuristas de la vida en naves, otros planetas no son una realidad.

Nuestro entorno cambia de manera constante, por diversas razones, pero una de ellas son las acciones del ser humano. Por ello es necesario, también, una permanente actualización de mapas y planos que registren estos cambios; esa labor, en nuestro país, la realiza, todos los días, personal del INEGI, cuyos resultados se pueden consultar desde la temática Geografía y Medio Ambiente, en su página web.

Recientemente se conmemoró el Día Mundial del Medio Ambiente. Es un esfuerzo, de los muchos que se hacen, en todos los ámbitos, para que tomemos conciencia del cuidado que debemos tener con este espacio vital. No tenemos otro. Pero muchas personas se comportan como si ello no importara y los recursos fueran inagotables. No es privativo de nuestro país, con mayor intensidad, se reproduce a lo largo y ancho de los más de 510 millones de kilómetros cuadrados de esta tercera roca del Sol.

Un dato. A nivel nacional, se recolectan diariamente poco más de 106,000 toneladas de residuos sólidos (INEGI, 2020).

Parece ser que las nuevas generaciones han incorporado mejor el interés por el cuidado al medio ambiente. Ojalá que así sea. Pero no dejemos todo al futuro. Actuemos ahora, todas y todos tenemos mucho que aportar en nuestras actividades cotidianas: destino de la basura, evitar productos de un solo uso, ahorro de energía, de agua, reforestar, entre muchas otras acciones.

PD Homo homini lupus est… no deja de sorprenderme las barbaries que suceden, todos los días en muchos espacios, de seres humanos contra seres humanos. Me niego a normalizar esas acciones violentas, somos mucho mejor que esas expresiones. Vida somos, vida ofrezcamos.