Como resultado de los recorridos de prevención y vigilancia que durante el fin de semana realizaron en barrios y colonias de los diversos municipios de Colima, la Policía Estatal arrestó en Manzanillo a un sujeto como imputado de los delitos contra la salud y por la privación ilegal de la libertad.

El individuo, quien conducía un automóvil marca Nissan del servicio público de taxi y llevaba como pasajeros a una mujer y dos menores de edad, ignoró en varias ocasiones el llamado que le hicieron integrantes de las fuerzas estatales para que frenara la unidad, por lo que comenzó una persecución al tratar de escapar de la autoridad.

Una vez que le dieron alcance y que aplicaron el uso racional de la fuerza para controlar al conductor, los elementos estatales pusieron a salvo a los pasajeros, mientras que al momento de inspeccionar el vehículo incautaron varios envoltorios, en los que identificaron polvo blanco y granulado en su interior. El sujeto y la unidad quedaron a disposición de la autoridad ministerial para desahogar las indagaciones que correspondan.

En otro hecho por separado, en atención a un reporte de una persona lesionada por proyectil de arma de fuego en la zona urbana de Manzanillo, las fuerzas estatales capturaron a un hombre y una mujer como imputados del delito de homicidio culposo en grado de tentativa, ya que después de una persecución de las personas que conducían una unidad que coincidía con las características señaladas en el reporte, la Policía Estatal aseguró en el interior del bien rodante un cartucho útil.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Gobierno del Estado también detuvieron a cinco personas, tres hombres y dos mujeres, como imputadas de delitos contra la salud, ya que durante la revisión que les aplicaron atendiendo los protocolos de actuación policial, les incautaron varios envoltorios en los que identificaron polvo blanco y granulado en su interior, mientras que en otros casos aseguraron bolsas de plástico con hierba verde y seca.

En atención a llamados de emergencia, la Policía Estatal detuvo en diferentes hechos a dos sujetos como imputados de violencia intrafamiliar, toda vez que en ambos casos agredieron física y verbalmente a sus parejas sentimentales.

En un hecho más, las fuerzas estatales arrestaron a un masculino como imputado del delito de ultrajes a la autoridad, y a otro más por una orden de aprehensión vigente por el delito de robo.

La Policía Estatal puso a disposición del agente del Ministerio Público, a las y los imputados, droga, armas y bienes asegurados, a fin de que se desahoguen las investigaciones correspondientes.

La SSP llama a la población a denunciar la comisión de cualquier delito a través del uso responsable de los números de emergencia 911 y denuncia anónima 089.