Al rendir la protesta de ley como presidenta del Comité Municipal de la Salud, Griselda Martínez pidió sumar esfuerzos para atender a las personas que tienen algún problema de adicción a las drogas, “es un problema que debemos llevarnos todos en la agenda y buscar alternativas de solución para todos los que están enfermos por adicción a las drogas”.

Mencionó que la desatención a este tipo de personas, que no reciben una atención médica, ocasiona más violencia en los municipios, “se incrementan los robos cuando crece el consumo y un tema de salud se convierte en un tema de seguridad”.

Destacó que es importante realizar acciones a través del ámbito de la salud para poder frenar los efectos que está causando el consumo de drogas, “esta violencia desenfrenada que estamos padeciendo todos, y que en cualquier momento, los que estamos aquí o los que no están, podemos ser víctimas de algún tipo de violencia que tiene que ver con la enfermedad por el consumo de drogas”.

Griselda Martínez reiteró su interés por el tratamiento de personas enfermas adictas a las drogas, sin dejar a un lado otro tipo de padecimientos, “sí a la diabetes, sí a la hipertensión, sí la buena alimentación, pero todo eso no es posible si tenemos una sociedad enferma de drogas, primero hay que atender la emergencia y los demás factores que afectan a la sociedad, como también la depresión, que es un tema muy sentido que provocó la pandemia”.

Indicó que se puede hablar de muchas emergencias en materia de salud, pero que sí es prioritario trabajar en la prevención para no caer en el consumo de drogas y en atender a las personas enfermas adictas a ellas.

Una vez instalado el Comité Municipal de Salud de Manzanillo, la alcaldesa dio su respaldo, tanto para la Secretaría de Salud, como a la Jurisdicción Sanitaria No. 3 para la coordinación de esfuerzos en la implementación de programas, eventos o despliegue informativo que se requieran para el cuidado y la prevención de enfermedades para la población.

Esta nueva figura promoverá trabajos de vinculación entre autoridades locales, instituciones, la comunidad y los individuos para implementar acciones que mejoren y protejan la salud de los manzanillenses y es el punto de partida en el proceso de Certificación como Municipio Promotor de la Salud, proceso que les permitirá conocer y comprender las necesidades de la comunidad y en forma corresponsable, elaborar propuestas para modificar las prácticas y condiciones que afectan la salud y que la puedan mejorar.