Los integrantes del Frente Nacional de Defensa de la Reforma Eléctrica en Colima, aseguraron que el trabajo de esta organización no ha terminado, esto a pesar del rechazo a la reforma eléctrica por parte de legisladores federales que traicionaron a los mexicanos, por lo que continuarán informando al pueblo de los beneficios de contar con una verdadera soberanía energética.

Además, celebraron la aprobación de la reforma a la Ley Minera.

En este sentido, Ana Rodríguez, de Morena dio lectura al posicionamiento del Frente ante estos acontecimientos, resaltando que:

“Quienes conformamos el Frente Nacional de Defensa de la Reforma Eléctrica celebramos la reciente aprobación a la reforma a la Ley Minera con la cual la explotación del litio, un mineral estratégico, estará a cargo únicamente del Estado Mexicano, por lo cual no se darán concesiones para su explotación o exploración a empresas extranjeras.

Este es un paso importante hacia la recuperación de la soberanía energética que se ha visto mermada por 40 años de neoliberalismo, en el que se ha saqueado y privatizado a los sectores estratégicos en materia energética.

Uno de los ejemplos más recientes lo vivimos en el 2008 con Felipe Calderón y en 2013 con Enrique Peña Nieto, quienes aceleraron el proceso privatizador al entregar en manos de particulares y extranjeros la soberanía energética y la seguridad nacional.

Como es sabido el domingo las y los diputados federales del PRI, PAN, PRD y MC volvieron a traicionar al pueblo mexicano al negarse a aprobar la reforma eléctrica enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador que buscaba regresarle la rectoría económica y política al Estado en materia eléctrica, como derecho humano y ponerle freno a las injustas redes de autoabastecimiento utilizadas como Oxxo o Walmart que pagan mucho menos por kilowatts de energía eléctrica que lo que pagamos las familias mexicanas.

Por tales motivos desde este Frente condenamos enérgicamente los actos antipatrióticos de las y los legisladores que prefirieron vender su conciencia a empresas antes que asegurar el beneficio de las grandes mayorías.

Por ello sostenemos que ellos mismos han cavado su tumba política, no tendrán cara para pedir el voto en las próximas elecciones y el pueblo recordará su traición.

A pesar de todo, el presidente López Obrador envió la iniciativa de la reforma a la Ley Minera, con la cual continúa la lucha en la búsqueda de la soberanía energética. Sabemos que las intenciones de echar abajo esta reforma por parte de la oposición en las empresas trasnacionales.

Es por ello que convocamos a la ciudadanía a seguirse movilizando y seguir dando la batalla para defender la energía como derecho humano”.

En este tenor, Gregorio Bejarano, del Frente de Defensa del Maíz, mencionó que, ante información engañosa sobre el litio, invita a la población a no dejarse engañar por esos falsos representantes populares que están velando por intereses que no son del pueblo.

Por su parte Dionicio Ruiz Visfocri, expresó que, ante esta aprobación de la reforma a la Ley Minera, obviamente las empresas no dejarán sus beneficios sin pelear, buscarán amparos, etc., por lo que como ciudadanía se debe evitar que jueces les permitan seguir explotando y enriqueciéndose con un producto nacional, como lo es el litio.

Al hacer uso de la voz, Alan Soto, de Morena, resaltó que lo sucedido el domingo en la Cámara de Diputados, donde no pasó la reforma eléctrica fue un mensaje muy poderoso para todas y todos los mexicanos, pero sobre todo a toda la gente que forma parte del pueblo, porque “seremos los más afectados”.

Es por eso que exigen, dijo, a los diputados federales por Colima, Riult Rivera y Julia Jiménez que den la cara y expliquen porque votaron en contra, y además que reconozcan que hubo “moches” y por ello les decimos “disfruten mucho su moche porque será su finiquito, porque en el 2024 a como apunta la votación se va a barrer otra vez y no será una barrida de un pueblo ciego, sino de un pueblo que ya está cansado de que de manera tan burda y grotesca que se traicione al país”.

Francisco Dueñas, del Movimiento de Transformación de Izquierda, exige a los legisladores federales expliquen cuál fue su triunfo, pues “no me queda claro como favoreciendo a empresas trasnacionales o favoreciendo privatizaciones, benefician al pueblo”.

Explicaron que el Frente no va a desaparecer pues les falta seguir informando a la ciudadanía sobre estos temas (reforma eléctrica) y seguir fomentando la Revolución de las Conciencias y explicar a las personas la importancia de estas reformas y cambios que se están dando a nivel federal, que no son casuales, sino cambios importantes que buscan el beneficio de la mayoría y no intereses personales o particulares.

Finalmente informaron que las actividades del frente continuarán con trabajo territorial, casa por casa, con reuniones informativas, con periódicos, con trípticos y con un tendedero de los legisladores que traicionaron a la patria.