El secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del H. Ayuntamiento de Colima (STSHAC), Héctor Arturo León Alam reconoció a sus agremiados el haber trabajado con ahínco, esfuerzo y profesionalismo durante estos días de asueto, para continuar otorgando los servicios primarios a los ciudadanos de la capital, esto, a pesar de ser el cuarto año en que no reciben aumento salarial.

Y es que dijo el líder sindical que lamenta que aún no se reactiven las mesas de trabajo para la negociación del aumento salarial para la base trabajadora, quienes han sufrido ya varios años sin el incremento que por derecho les corresponde.

Indicó que la actitud asumida por la presidenta municipal Margarita Moreno González, si bien ha sido de pago puntual en cuanto a pago de nómina quincena y prestaciones, no ha sido así para la negociación del incremento salarial, siendo muy hermética para este tema.

“Pero muy hermética en lo que se refiere al incremento salarial 2022, del cual no hemos tenido una plática seria o a fondo en lo particular, ella sigue insistiendo que andan mal de dinero, se escuda en la multa que les impuso el IMSS por no cubrir los pagos correspondientes; (…) pero tampoco veo que hagan nada para que se sancione a la administración pasada, que fue la culpable de que estemos en estos aprietos”, expresó.

Tampoco -enfatizó- queremos pensar que esa deuda impacte de manera total a las finanzas públicas municipales, porque la actividad Municipal sigue desarrollándose, la seguridad social, los servicios sociales, las salidas a las colonias, las giras de trabajo se siguen desarrollando, cuestan, “quiere decir que si habría la posibilidad de buscar un mejor incremento salarial, arriba del 3 por ciento que es lo que la clase trabajadora no sólo necesita, sino que merece por su alto sentido de la responsabilidad por seguir colaborando sin ninguna condición con la administración municipal en favor del pueblo de Colima, quien es verdaderamente nos debemos”.

Refirió que durante el periodo vacacional de Semana Santa “los trabajadores se organizaron con las guardias correspondientes que solicitó el Ayuntamiento de Colima y continuaron cumpliendo cabalmente con los servicios públicos, principalmente de “recolección de basura, con la barrida del centro, las guardias para ver que no faltarán luminarias y también con todos los jardines del centro”.

“Los trabajadores continuaron con su labor sobre todo los del área de Servicios Públicos y el Panteón Municipal que tampoco paró, se estuvo al pendiente y cabe resaltar que los trabajadores le pusieron mucho empeño a pesar que es el cuarto año consecutivo que no recibe un incremento salarial”, ponderó.