Con gran entusiasmo se llevo a cabo la bendición de la Casa de las Esperanzas, un recinto adicional de la Fundación Romero-Abaroa, que preside José Miguel Romero de Solís, y de la cual su Vicepresidenta es María Elena Abaroa; dicho espacio tiene como finalidad albergar una empresa son sentido social y diferentes proyectos con enfoque educativo y formativo para la sociedad.

El Dr. José Miguel Romero, narró cómo fue su experiencia al llegar a Colima y cómo fue arropado por quienes al paso del tiempo llegó a considerar como una nueva familia, los Aguilar, anteriores dueños de la Casa de las Esperanzas.

Fue Salvador Aguilar, quien a nombre de la familia Aguilar Palencia, en su mensaje, compartió el origen de la que fue su Casa paterna, en cuanto a su estilo, diseño y construcción a cargo de connotados colimenses como el Arq. Antonio Ramos Salido y el Ing. Rodolfo Chávez Carrillo.

En su oportunidad, María Elena Abaroa mencionó los propósitos rectores de la Fundación Romero-Abaroa, como son formar ciudadanía y generar movilidad social; así pues, dijo, con la Casa de las Esperanzas, se continúa por este camino sumando a otros espacios con la misma vocación, como Casa del Hule, ubicada justo frente a la nueva casa.

A la invitación acudieron familiares y amigos que presenciaron la bendición del espacio a cargo del P. Javier Armando Espinoza Cárdenas, quienes dijeron estarán pendientes de los planes, además de mostrarse entusiastas por apoyar.

La Casa de las Esperanzas está ubicada en calle 27 de septiembre #308, en el centro de Colima. Su inauguración formal está prevista para el 2 de agosto del actual y con ello, darán inicio proyectos de beneficio para la sociedad.

Para finalizar, invitaron a los asistentes a participar y hacer suyo el espacio que desde ya, estará dando forma a programas que respondan a las necesidades de la gente.