El jueves por la noche, en la Pinacoteca Universitaria, la presidenta del Voluntariado de la Universidad de Colima, Blanca Liliana Díaz Vázquez presentó su primer informe de labores, en el que destacó las alianzas con organizaciones de la sociedad civil, la creación de campañas con impacto positivo en el medio ambiente, la donación altruista de sangre y la creación de la primera sala de lactancia materna en la Universidad de Colima.

Entre las labores que el Voluntariado realiza con la sociedad destacó la colaboración con el Centro Estatal de Cancerología, a quien en octubre, mes de la lucha contra el cáncer, entregó diez Catéteres Venosos Centrales (CVC), los cuales permiten la administración de la terapia de infusión en el paciente, además de más de cien trenzas de cabello que donaron estudiantes.

Destacó también el Programa Universitario de Donación de Sangre, que se realiza en conjunto con Donadores compulsivos, AC. Con este programa, dijo, se busca fomentar la cultura de donación altruista. En lo que va del año, informó, se realizaron dos campañas de donación en instalaciones de la Universidad de Colima, logrando reunir a 140 donadores voluntarios de sangre, “quienes con su gran labor altruista han contribuido al bienestar de 560 personas en el estado”.

Respecto a la Estancia Infantil, la presidenta del voluntariado dio a conocer que actualmente se brinda servicio a 98 hijos e hijas de trabajadores universitarios, quienes reciben cuidados y enseñanza de personal certificado por la Secretaría de Educación Pública. Y por primera vez en el año 2021, destacó, recibieron al primer papá usuario del servicio de guardería; “aprovecho la ocasión para enterarlos de que el servicio para los hijos e hijas de padres universitarios está abierto”.

Además, dijo, se crearon alianzas con otras dependencias universitarias como el Museo de Artes Populares y la Facultad de Lenguas Extranjeras, quienes imparten cursos de inglés y francés con la colaboración de alumnos avanzados, “convirtiendo a la Estancia en un laboratorio de prácticas para maestros y estudiantes de diversas disciplinas”.

En el aspecto de identidad universitaria, adelantó que en los próximos días se presentará el “Programa Voluntarios UdeC”, mediante el cual se busca fomentar los valores de la solidaridad, la cooperación y la justicia. Este programa se suma a la capacitación de 300 jóvenes del nivel medio y superior, quienes colaborarán con organizaciones de la sociedad civil. Actualmente, dijo, 20 de estas organizaciones han solicitado la incorporación de alumnos y alumnas a sus centros de trabajo, sumando un total de 80 estudiantes.

En el área de sustentabilidad social, dijo, se impulsó la creación del subprograma “UdeC sustentable”, que se realizó en las cinco delegaciones con la ayuda de trabajadores, estudiantes y personas de la sociedad civil. En este tema, se logró la recepción de 27 toneladas de materiales reciclables.

“En los próximos días hemos proyectado instalar un centro de acopio permanente de residuos reciclables en las instalaciones de nuestra institución, para que puedan depositar allí los residuos reciclables que se generan en sus hogares. Además, en los próximos meses implementaremos una ruta de recolección junto con la Facultad de Arquitectura, para recoger los residuos reciclables que se generan en los planteles. Estas acciones se realizan en coordinación con el Centro Universitario de Gestión Ambiental”, informó.

Otro de los enlaces con la sociedad, dijo Blanca Liliana Díaz, es el trabajo que se realiza en el Centro de Desarrollo Comunitario en la Colonia Mirador de la Cumbre II, donde ofrecen servicios gratuitos de consulta médica, consulta psicológica y consulta nutricional, con el apoyo del Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria, beneficiando a 174 familias de la comunidad y a 105 niños y niñas.

“Para cerrar con broche de oro -dijo-, inauguramos la primera sala de lactancia en la Universidad de Colima. Esta sala, además de fomentar la lactancia materna, brindará un espacio adecuado e higiénico para que las madres trabajadoras y estudiantes puedan extraer su leche, conservarla y alimentar a sus hijos”.

Finalmente, Blanca Liliana Díaz agradeció al equipo de voluntarios y voluntarias, a las distintas dependencias universitarias, así como al DIF Estatal por confiar en el trabajo que se realiza en la Universidad; “el equipo del Voluntariado somos más que únicamente las esposas de funcionarios universitarios, somos toda la comunidad universitaria que se suma por su propia voluntad a las acciones que promovemos. El voluntariado universitario lo conforman cuatro mil trabajadores y un poco más de 25 mil estudiantes. De ese tamaño es el compromiso que asumimos en esta administración rectoral. Somos un voluntariado cercano, incluyente y con mucha pasión por lo que hacemos”.

Por su parte, Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, rector de la Universidad de Colima felicitó a las y los integrantes del Voluntariado Universitario, pues este órgano universitario, dijo, “sigue siendo uno de los vínculos sociales importantes de la institución; además, claro está, de su capacidad e interés por programar acciones muy bien dirigidas para, como su misión lo dicta, contribuir al bienestar de los universitarios y de la comunidad en general, en un marco de inclusión, solidaridad y respeto”.

Torres Ortiz Zermeño, destacó las alianzas del Voluntariado con organizaciones altruistas que fortalecen los lazos sociales y ofrecen un amplio campo de acción para la vocación de servicio de los universitarios, “así como la construcción de su conciencia cívica y de cooperación, que fortalecen la formación recibida en las aulas”.

“Estos esfuerzos -agregó el rector- han dado al voluntariado y a la propia institución, el reconocimiento social, por ello cuentan con el respaldo de mi administración para seguir contribuyendo al desarrollo y transformación de nuestro entorno, imprimiendo a las acciones sustantivas el espíritu solidario y comprometido que conlleva su noble labor”.

“Mi agradecimiento por el trabajo realizado, especialmente a quienes se sumaron a las causas voluntarias. Que éste sea el inicio de una etapa más de crecimiento para esta agrupación”.

La rendición de este primer informe sirvió de marco para celebrar también los 33 años de vida del Voluntariado. Mediante un video, se recordó a quienes han estado al frente de esta dependencia: Hilda Ceballos, María Hernández, Susana Ortuño, Cristina Torres, Alicia del Carmen López y ahora Blanca Liliana Díaz.

Estuvieron en el presidium Arnoldo Vizcaíno Silva, presidente del Patronato DIF del Gobierno del Estado y Joel Nino, Secretario General. Como invitados, entre otros, estuvieron los ex rectores Fernando Moreno, Carlos Salzar, Miguel Ángel Aguayo y José Eduardo Hernández, además de la lideresa y los líderes de los sectores universitarios, coordinadores, coordinadoras, los delegados, la delegada y directores y directoras generales, además de directivos de planteles de la casa de estudios.