Con un Teatro Universitario lleno por primera vez en dos años, este viernes 240 egresados de 47 programas de la institución recibieron sus grados académicos, títulos y cédulas profesionales de la mano del rector de la Universidad de Colima (una de ellas recibió dos títulos, de bachillerato y licenciatura).

En ese sentido, Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño dijo que “la Universidad supo afrontar el gran reto, derivado de la pandemia, haciendo las adecuaciones necesarias para que nuestros procesos y servicios no pararan. Así, la titulación pasó de ser en modalidad presencial a una virtual, lo que permitió que hoy, 210 de los aquí presentes realizaran su toma de protesta de esa forma”.

Dijo, además, que cada uno de los 241 títulos y grados entregados hoy representa la dedicación personal de varios años de las y los estudiantes, la cual, al llevar los conocimientos y competencias desarrolladas a su entorno familiar, laboral y social, “transformará ese esfuerzo en un beneficio colectivo, respondiendo así a la sociedad que favoreció su educación”.

Recordó que con la entrega de títulos, “la Universidad también rinde cuentas, demostrando que cumple, aún en circunstancias complicadas, la misión de contribuir a la transformación social de la región a través de la formación de profesionales íntegros y con fuerte arraigo en su comunidad”. En ese sentido, reconoció las aportaciones de los profesores, del personal directivo y de apoyo de cada uno de los planteles, “para guiar a los jóvenes que hoy cierran una etapa más de aprendizaje y dan paso a su trayectoria laboral”.

Antes de concluir su mensaje, el rector resaltó que 152 de estos documentos los obtuvieron mujeres, “lo que nos habla de que, en nuestro país y nuestro estado, podemos observar avances en aspectos medulares para instaurar la igualdad de género”.

Por último, invitó a las y los egresados a que sigan capacitándose en la Universidad y les deseó éxito, “tanto en su crecimiento personal como en el profesional; siéntanse orgullosos por recibir el documento que los faculta para desempeñarse o consolidarse en su campo laboral, con la filosofía, la responsabilidad y los valores aprendidos en las aulas universitarias”.

Al tomar la palabra, la egresada María José Ventura Del Toro señaló, en nombre de sus compañeros y compañeras, que cada uno de los presentes tendrá mucho que aportar a la sociedad; “no queda duda que la Universidad nos ha formado para ser ciudadanos competentes y excelentes en los caminos que emprendamos de ahora en adelante. Aquí estamos, cada uno con una historia distinta, pero con el mismo desenlace; no ha sido un camino fácil, pero nunca retrocedimos, no supimos rendirnos y aquí estamos para recordar este día, nuestro día”.

Graduarse de una carrera universitaria es un gran logro, una victoria personal, académica y moral bajo cualquier circunstancia y más en tiempos de pandemia”, agregó; “somos una generación privilegiada, resultado de lo que se forma en nuestra alma mater, institución de vanguardia que logra integrar a nuestro país con perspectiva global e interdisciplinar, ofreciendo un servicio de excelencia”.

El cambio, dijo también, “es lo único que será constante en nuestras vidas y ya lo estamos experimentado aceleradamente”. Para ello, resaltó, han desarrollado la capacidad de adaptarse a todo tipo de circunstancias y “aprendimos a ver las adversidades como retos a superar con coraje y valentía”.

Antes de concluir, agradeció a los profesores: “no debemos olvidar nunca las lecciones de nuestros maestros, quienes más que formarnos para el trabajo, nos formaron para la vida”. Sobre todo, agradeció a los padres y madres de familia, “quienes han hecho hasta lo impensable por acompañarnos en cada etapa de nuestras vidas”.

Por último, les pidió a sus compañeros que se sigan preparando, “sigan invirtiendo en ustedes mismos para ser mejores y construir un mundo mejor. Nosotros somos ejemplo de lo que puede lograrse con base en la preparación, en el estudio, la determinación y el sentido de responsabilidad. Por eso, me llena de emoción y orgullo pertenecer a una generación egresada de una institución sólida y de gran prestigio académico como es la Universidad de Colima”.

En el presidium estuvieron Joel Nino, Secretario General; Martha Magaña, coordinadora general de Docencia; Érika Ulibarri, coordinadora general Administrativa y Financiera; Susana Preciado, directora general de Educación Superior; Martín Robles, director general de Educación Media Superior; Arianna Sánchez, directora general de Posgrado; Hugo Barreto, director general de Administración Escolar; Luis Enrique Zamorano, secretario general del SUTUC; Sergio Wong, presidente de la FEUC y un representante de la FEC.