Esther Gutiérrez Andrade, presidenta municipal de Villa de Álvarez, reconoció que no se ha podido controlar la inseguridad.

“Lamentablemente, decirlo, que no hemos podido controlar esto, y lo hablo con la responsabilidad que nos corresponde en el momento de prevenir hechos delictivos, sin embargo, sé que esto todavía no está controlado”, expresó.

Dijo que espera que pronto los villalvarenses puedan tener una mejor condición, “para eso desde el ayuntamiento hacemos lo propio, pero también las otras instancias están trabajando en el mismo sentido, de tal manera que podamos generar una mejor condición”.

Abundó, Gutiérrez Andrade que como policía preventiva “nos corresponde todo lo que tiene que ver en la prevención, nos toca ser los primeros respondientes en el momento que llegamos a alguna situación o hecho, pero también tenemos elementos de los organismos federales, es decir de la Guardia Nacional, del Ejército, que están fortaleciéndonos en ese sentido”.

Respecto a la posibilidad de suspender clases en algunos planteles escolares debido a esta ola de inseguridad, la presidenta municipal fue enfática en señalar que eso le corresponde al secretario de Educación y a la gobernadora del estado. Soy la responsable del municipio, pero respeto cada una de las instancias de gobierno que son las que deben tomar las decisiones, yo contribuyo nada más a lo que corresponde”.

Finalmente reiteró que su administración continuará apoyando todas las estrategias y acciones que en materia de seguridad se establezcan y con ello, otorgar mayor seguridad a los villalvarenses.