*Expusieron a empresarios el Proyecto Multinacional ENTENDER, en el que participa la Universidad de Colima.

Para dar a conocer y sensibilizar a empleadores sobre el potencial de incluir a personas neurodivergentes en sus espacios laborales, expertos y autoridades universitarias expusieron esta semana, en una mesa de trabajo virtual, características, adecuaciones y contratos con este tipo de trabajadores, además de casos de éxito, como parte del Proyecto Multinacional ENTENDER, en el cual participa la Universidad de Colima.

Sobre el tema, la neuropsicóloga y académica de la Facultad de Psicología, Raquel García-Escárpita Ferrer abordó la importancia de esta inclusión y de reconocer, en las personas con alguno de los espectros autistas (déficit de atención e hiperactividad, dispraxia, dislexia, discalculia y el síndrome de Tourette), el derecho a su desarrollo, el aporte a su entorno de manera activa, la oportunidad de un trabajo digno y la realización personal, no sólo incluirlos en una iniciativa social o caritativa.

En la charla, aseguró que las personas neurodivergentes “pueden desempeñar un trabajo de manera eficiente, mejorar el clima laboral, promover el trabajo en equipo y generar sentido de pertenencia”. Asimismo, dijo que el campo de la ciberseguridad representa una oportunidad para ellos y ellas porque tienen un alto desempeño en funciones técnicas, suelen absorber gran santidad de información y memorizarla, disfrutan de tareas complejas y tienen un don para el reconocimiento de patrones.

Raquel García Escárpita añadió que las personas neurodivergentes tienen tal capacidad de concentración que pueden detectar patrones para identificar y detectar amenazas. También destacan en la destreza manual superior una vez aprendida, en trabajos manuales repetitivos y mecánicos, así como en el desarrollo de la memoria a largo plazo y de repetición extraordinaria, esto principalmente en personas con autismo.

Por su parte, la académica Fernanda Pinto González explicó que los neurodivergentes tienen diagnósticos de trastornos del neurodesarrollo como el espectro autista, discapacidades intelectuales, trastorno de déficit de atención e hiperactividad, entre otras, y que este programa “busca el desarrollo de la persona en sus propias condiciones para que viva en armonía y en aceptación de sus propias disposiciones”.

Por lo tanto, ENTENDER (ENabling sTundEnts with NeuroDivERsity / Habilitando a estudiantes con neurodiversidad), continuó, “trata de incluirlos en un sistema diseñado que podrían implementarse en una empresa. Se trata de lograr la autonomía y una competencia que beneficie a todos”.

Para dar testimonio de la productividad y exitosa trayectoria, el doctor en Ciencias Víctor Hugo Cervantes Kardasch habló de su experiencia como persona neurodivergente de reciente diagnóstico, y cómo resolvió algunas cuestiones a lo largo de su vida y educación. Expresó que actualmente mantiene un seguimiento y tratamiento que le han resultado convenientes y útiles.

En representación del rector de la UdeC, el director general de Vinculación, Óscar Javier Solorio Pérez destacó que tal vez hay personas con estas características en espacios de investigación de las universidades o que han participado en un emprendimiento, en procesos de transferencia de tecnología o realizado un posgrado en el extranjero; “todo esto requiere cierto grado de osadía, divergencia, y una forma de pensar diferente para proponer soluciones a problemas que la mayoría aceptamos como inevitables”.

Como representante institucional del proyecto ENTENDER, la directora general de Educación Superior, Susana Aurelia Preciado realizó un detallado recuento de las actividades hechas desde que este programa financiado por la Unión Europea se puso en marcha en la Universidad.

Para conocer más sobre el proyecto ingrese a: https://portal.ucol.mx/entender/.