No dejaremos ir a Nacho Peralta sin pagarnos: Martín Flores

• Además de las quincenas y de prestaciones no pagadas, el gobierno estatal adeuda aún 32 millones de pesos al IPECOL por concepto de retenciones

Tras visitar varias de las dependencias gubernamentales en donde sus trabajadores mantuvieron por espacio de dos horas un paro laboral para exigir el pago de sus salarios y prestaciones, el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (STSGE) Martín Flores Castañeda, aseguró que no van a permitir que el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez se vaya sin haberles liquidado los adeudos que tiene con los burócratas.

“No lo dejaremos ir, nos vamos a colgar del avión en el que se quiera ir”, aseveró. “Vamos a seguir exigiendo el pago de las tres quincenas que ya se les adeuda hasta el 1º de noviembre, así como las prestaciones”, expresó.

Las acciones de protesta y de presión continuarán, indicó el líder sindical, y éstas se harán conforme lo decidan y cómo lo decidan los propios trabajadores.

“Muchos de los trabajadores han tenido que recurrir a créditos y es lacerante, recurren a créditos que les cobrarán altos intereses por lo que empeñan su futuro por el quebranto financiero en el que dejó Nacho Peralta al gobierno del estado”, subrayó.

Informó que hasta el momento Banobras aún no ha transferido el recurso correspondiente a la segunda quincena de septiembre y la primera de octubre, por lo que se continúa con el impago de estas dos quincenas y la que actualmente ya está corriendo.

EL GOBIERNO DEL ESTADO AÚN ADEUDA 32 MILLONES DE PESOS DE RETENCIONES A LOS TRABAJADORES

Además, Martín Flores recalcó que las demandas en contra de Ignacio Peralta continúan su curso en la Fiscalía Anticorrupción, debido a que no ha enterado los recursos que se les retienen a los trabajadores ante el Instituto de Pensiones del Estado.

“Se debían 81 millones de pesos, y el gobierno estatal ha enterado 50 millones de pesos, es decir, faltan 32 millones de pesos”, reiteró.

En este tenor, señaló que si no los paga, “surte efecto la demanda, porque se cumple o se repara el daño y se le impone la máxima pena que es prisión, lo cual se encuentra establecido en el Código Penal del Estado de Colima”.