Inicia en Cuauhtémoc actividades preventivas contra el cáncer de mama

El DIF Municipal y el Instituto de Atención a la Mujer colocaron distintivos rosas.

El DIF Municipal Cuauhtémoc inició las actividades del mes rosa, alusivo a la prevención del cáncer de mama, mediante la colocación del distintivo color rosa a trabajadores y funcionarios de la administración municipal, por parte de la presidenta de este sistema, Nadia Anahí Mejía Martínez y de la directora del Instituto de Atención a la Mujer, Adriana Gaitán Valdovinos.

Lo anterior como parte de las actividades que buscan fomentar la detección oportuna y la concientización de la lucha contra esta enfermedad, según lo explicó Nadia Mejía, quien mencionó que “en esta nueva y revitalizada administración, se están tocando los corazones para hacer de Cuauhtémoc un municipio más empático, consciente y solidario, en el que nos preocupemos por el prójimo y nos cuidemos entre todos”.

Dijo que estos son tiempos de esperanza, anhelos renovados y de la consolidación de un trabajo por la gente frente a esta esta enfermedad que nos acecha a diario, por lo que, en el marco del Año Municipal de la Mujer, se debe seguir promoviendo la detección temprana mediante la autoexploración o exploración clínica, como la primera y eficaz línea de defensa contra el silencioso padecimiento.

Por su parte Adriana Gaytán Valdovinos, explicó que este moño rosa permite recordar a las valientes mujeres que a diario deciden aferrarse a la vida y abrazar con fuerza las ganas de seguir en ella y nunca dejarse vencer por esta enfermedad.

Las funcionarias mencionaron que durante octubre y noviembre se intensificarán las brigadas médicas gratuitas para toda la población, a través del Sistema DIF Municipal en colaboración con las asociaciones civiles contra el cáncer e instituciones de salud.

Por ello, invitó a las mujeres del municipio a qué se realicen los chequeos periódicos en consultas médicas, exploración clínica para detección oportuna de cáncer de mama y en caso de ser necesario, ser canalizados para una mastografía, detección oportuna del cáncer cérvico-uterino en mujeres de 25 a 64 años de edad, consulta y terapia psicológica, orientación médica y sanitaria, así como pruebas rápidas de VIH y sífilis.

Puntualizaron que “toda mujer debe saber que no está sola, que nos importan y que siempre pondremos en la prioridad de lo público, su salud y bienestar. De nada serviría colocar lazos y usar colores distintivos, si no van acompañados de acciones concretas y medibles, que lleven soluciones inmediatas”, concluyeron.